Aleteia

En la Iglesia, ¿hay sacerdotes casados y con hijos?

PRIESTS
Marko Vombergar - ALETEIA.ORG
Comparte

Algunas excepciones muy concretas que seguro que no conocías

Si bien es cierto que el celibato es una de las condiciones para recibir el sacramento del Orden Sacerdotal en el grado del presbiterado y en consecuencia los sacerdotes que ejercen su ministerio en la Iglesia no son casados, también es cierto que en la Iglesia hay algunas excepciones muy concretas en las que hay sacerdotes casados y con hijos ejerciendo su ministerio:

1.- Algunas Iglesias de rito oriental (Los maronitas libaneses o los coptos egipcios, por ejemplo) permiten la ordenación de personas ya casadas.

2.- La Iglesia greco-católica en Ucrania (de rito oriental), que se unió a la Iglesia Católica en el año 1696 con tres condiciones: continuar con su liturgia, su tradición y su disciplina. Una de esas tradiciones ha sido y es el que la mayoría de sus sacerdotes se casan.

En el mundo de la Iglesia ortodoxa los sacerdotes pueden casarse o permanecer célibes. Pero sólo pueden casarse antes de ser ordenados sacerdotes. Si escogen ser célibes antes de ordenarse y llegan al sacerdocio como tal tendrán que mantener como sacerdotes el celibato. Y los obispos serán escogidos dentro de los sacerdotes célibes.

3.- Hay viudos que, indiferentemente de que hayan sido o no padres de familia y/o abuelos, han sido llamados al sacerdocio directamente, recibiendo previa y obviamente el diaconado transeúnte, o a través del diaconado permanente.

4.- Los sacerdotes que se integran a la Iglesia Católica procedentes de la confesión anglicana o episcopaliana. Esta integración ha sido posible gracias a la Provisión Pastoral de Juan Pablo II del año 1980 (que sólo contemplaba los casos individuales de sacerdotes episcopalianos que estaban interesados en abrazar el catolicismo) y la Constitución apostólica Anglicanorum Coetibus de Benedicto XVI del año 2009. Son sacerdotes activos casados y con hijos.

Estos casos son algo muy excepcional pues dentro de la Iglesia Católica un casado por la Iglesia o por lo civil, con o sin hijos, no podrá formarse para ser sacerdote (Canon 1.042).

Incluso, en el caso de las excepciones permitidas, hay tres condiciones:

1.- En el caso de los anglicanos y episcopalianos deben ser ordenados ‘de nuevo’ en la Iglesia Católica, pues los anglicanos perdieron la sucesión apostólica, por lo que los obispos y sacerdotes no fueron ordenados ni válida ni lícitamente.

2.- El divorcio no se contempla; está fuera de discusión.

3.- Si estos sacerdotes enviudan, no se podrán volver a casar.

Ahora bien, las excepciones antes mencionadas no significan que la Iglesia haya modificado la disciplina del celibato.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.