¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

¿Vivió Hitler en la ciudad colombiana de Tunja?

HITLER
Comparte

Adolf Hitler y América Latina… Una leyenda sin fin

“Una ciudad fría, pero en la que se comía muy bien”, reflexiona un colombiano que durante su juventud vivió en la ciudad de Tunja, un municipio situado en la cordillera oriental de los Andes y perteneciente al departamento de Boyacá.

Pero esta ciudad, de gran importancia para la historia de Colombia con fuerte presencia de edificios coloniales y monumentos, se ha transformado en tema de conversación en las últimas horas nada más ni nada menos que por un personaje que ha tenido en vilo a la humanidad en el Siglo XX: Adolf Hitler.

Esto sucedió luego de que trascendiera, difundido por Univisión, un documento desclasificado de la CIA vinculado a la muerte del expresidente de Estados Unidos John F. Kennedy y que asegura que Hitler vivió algún tiempo en esa ciudad colombiana bajo la identidad de Adolfo Schrittelmayor.

Concretamente, se hace referencia a una carta enviada a Washington el 3 de octubre del año 1955 por el agente de la CIA de nombre David Brixnor –identificado como ‘Cimelody-3’-  y en la que asegura que Hitler está vivo y fue visto en Colombia. El informante había sido Phillip Citroën, un exsoldado de la SS nazis. Precisamente, a través de una foto y junto a un hombre de enorme parecido a Hitler, se puede leer: “Adolf Schrittelmayor. Tunja, Colombia, 1954″.

 

HITLER
CIA.GOV

 

Con esta situación, de la cual también se aclara que “no ha podido ser corroborada”, tiene que lidiar ahora Tunja, un lugar donde es posible disfrutar además de su comida, lugares emblemáticos como su catedral y el templo de Santo Domingo, la “Capilla Sixtina del arte barroco hispanoamericano”, como recuerda el sitio Colombia Travel, además de otros lugares más que adecuados para el turismo religioso.

Sin dudas Tunja se presenta como un lugar ideal para el refugio y los amantes de la historia. Pero la vida continúa y el vínculo entre Hitler y América Latina será una leyenda de nunca acabar.

En ese sentido, siguen apareciendo quienes se encargan de alimentar las diversas hipótesis que hablan de que el Führer nunca se suicidó al final de la Segunda Guerra Mundial, que huyó y se hizo presente en esa región del mundo, al igual que otros que sostienen todo lo contrario.

Tal es el caso del experto colombiano Alberto Donadio, coautor con Silvia Galvis del libro Colombia Nazi, quien en diálogo con Semana expresó:

“Yo creo que sería más fácil que hubiera estado en Paraguay, en Argentina, en Chile o en Brasil, pero en Colombia, no. Se sabe de muchos jerarcas nazis que se escondieron después de la guerra en el Cono Sur (…) Pero no creo que Hitler hubiera sobrevivido al 30 de abril de 1945, para empezar”, indicó.

Y en cuanto a la foto señaló: “Si tuviéramos más información, podríamos empezar a analizar. Tunja era un pueblo muy pequeño en ese momento, como para esconderse allí. Es una novela y la ficción llama mucho más la atención que los hechos. Mucha gente no analiza cuando uno le dice: ¡aquí está la foto! Nadie preguntó ¿quién fue dueño de ese hotel? ¿Ese hotel existió en Tunja? Si sucedió, ¿Quién llevó a Hitler hasta allí, ¿quién lo acompañó?”.

Más allá de la veracidad de estas hipótesis, de momento sin poder ser confirmadas en su totalidad, la huella que dejó el movimiento encabezado por Hitler (nacionalsocialismo) no es para nada una leyenda e incluso tuvo connotaciones en América Latina.  Es que detrás del nazismo solo hay muerte, persecución y exterminio.

Luego de esto, poco importa si alguna ciudad latinoamericana lo logró “seducir” u albergar alguna vez. Ahora se suma Tunja a la discusión. Seguramente al grueso de sus pobladores para nada enorgullece.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.