Aleteia

Si Cara Delevingne superó una depresión, yo también puedo

Featureflash Photo Agency - Shutterstock
Comparte
Comenta

La famosa modelo se confiesa y muestra sus problemas adolescentes

Cara Delevingne es la modelo de las mil caras. Como un camaleón es capaz de camuflarse y convertirse para poder sacar el mejor rendimiento a su imagen. Las marcas comerciales la adoran pues todo lo que toca, cualquier producto, se convierte en oro.

No obstante, el verdadero rostro de Cara Delevingne es el rostro de un ser humano. Uno que sufre, que no es perfecto y que como todos… tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Con los años y la madurez ha conseguido conocer bien los primeros y saber batallar con los segundos.

En una entrevista a la revista The Edit muestra su etapa adolescente y la depresión que le acompañó: “Era muy buena a la hora de separarme de las emociones completamente. Dudaba de mí misma todo el rato, diciendo algo y luego odiándome por haberlo dicho. No sabía distinguir lo que estaba pasando del hecho de que no quisiera vivir más”.

La depresión adolescente es un tema “tabú”, un muro que Cara Delevingne ha querido derribar. En solo 10 años, la depresión en adolescentes ha aumentado notablemente y los índices entre chicas han alcanzado ahora picos históricos. Un estudio en Estados Unidos examinó a jóvenes durante periodos de 12 meses: la depresión incrementó entre las chicas de aproximadamente un 13% en 2005 a casi un 17% en 2014. El incremento fue mucho menor entre los chicos, de un 4% aproximadamente en 2005 a cerca de un 6% en 2014.

La depresión es una enfermedad muy seria que no hay que tomarse a la ligera. Las personas que lo sufren tienen baja autoestima, pierden energía y esperanza. No ven una perspectiva para el futuro y sólo de pensar en el futuro, se sienten angustiadas y sin fuerzas.

Featureflash Photo Agency - Shutterstock

Delevingne lo ha vivido: ”No sentía que fuera lo suficientemente buena. El hecho de que no pudiera hacerlo tan bien como otros hacía que me odiara a mí misma. Cuando te califican con una nota hacen que te sientas así, como un aprobado raspado, esa es la nota de tu vida; ese eres tú como ser humano. Eso es algo que de verdad se quedó conmigo durante mucho tiempo”.

Ella recuerda cómo se sentía como “su peor enemiga” y muestra:  “Sé que suena estúpido, pero me apoyé demasiado en el amor, me apoyé en otra gente para que me hicieran feliz y tenía que aprender a ser feliz por mi cuenta”.

Los cuadros depresivos no pueden tomarse a la ligera. Pueden durar algunos meses o ser más persistentes. Cara Delevingne explica a sus 25 años, que por fin ha encauzado su vida: ”Ahora puedo ser feliz”.

En sus declaraciones no explicita cómo fue la superación de su depresión y si necesitó ayuda. En muchos casos en necesaria, sobre todo cuando los cuadros duran meses o años. Ayuda especializada, a fin de que las sensaciones causadas por el cuadro puedan minimizarse y se obtenga una mayor calidad de vida. Cuesta, pero hay que vencer la vergüenza o el sentimiento que la propia depresión te produce.

Cara Delevingne con estas declaraciones rompe una lanza y muestra que al igual que sucede en el mundo real no todo el mundo de la moda es perfecto. Cara Delevingne sufrió depresión, ¿qué tiene de malo? Consiguió superarla y ahora ofrece esperanza a quienes la ven como modelo de éxito y se avergonzaban de tener baja autoestima y sentirse mal consigo misma. Ella lo superó, tú, yo y todos…también podemos.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día