Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cuántas veces mi hijo de 8 años debe confesarse?

Sebastien Desarmaux | Shutterstock

Philip Kosloski - publicado el 28/09/17

¿Es bastante con una o dos veces al año?

Los padres de niños que hacen la primera comunión a veces hacen esta pregunta: “¿Con qué frecuencia debería confesarse mi hijo?”.

La pregunta es oportuna, sin duda, ya que no es muy probable que vuestro hijo os suplique que le llevéis a cumplir con el sacramento.

Quizás sean conscientes del pecado, pero la confesión aún les resulta algo nuevo y, ciertamente, todavía no es un hábito para ellos. Entienden que la confesión es algo bueno, pero no siempre piensan en ella.

Tampoco es que tengan miedo a la confesión, en absoluto. A algunos niños quizás les intimide el sacerdote, pero a muchos otros les gusta ir a confesarse porque piensan que es “divertido” y les gusta hablar con el cura.

Entonces, ¿qué debería hacer un padre o madre cuando a su hijo no le fastidia que le lleven a confesión?

¡Pues llevarlo a confesión!

Miradlo de esta manera. Ir a confesión de manera regular (todas las semanas o todos los meses) es un buen hábito que crear. Así inculcáis en vuestros hijos un hábito que quizás mantengan durante el resto de sus vidas. Les enseña que la confesión es importante y una parte esencial de la fe católica.

Si no se lleva a los niños a confesarse de manera regular (o solamente cuando van a clase de educación religiosa), pensarán que la confesión es algo extraño e innecesario. Además, la situación se agrava aún más si no ven que sus padres van también a confesarse.

Asumámoslo, los niños vigilan cada paso que damos. Si valoramos alguna cosa, ellos la valorarán también. Si tenemos el hábito de ir a confesarnos habitualmente, es más probable que ellos retengan ese hábito más adelante en la vida.

Para añadir más énfasis todavía, premiad el momento en que vais a confesión. Un padre me contó una vez que solía ir con sus hijos a confesarse todos los sábados por la tarde y que después se iban a comer helado. Sus hijos ahora son adultos y siguen respetando el sacramento de manera habitual. El helado quizás no funcione con todos los niños, pero se puede ofrecer otro incentivo adicional y crear así una asociación positiva con el sacramento de la confesión.

Todos los padres tienen que discernir la frecuencia con que se confiesan sus hijos, pero la parte más importante de la ecuación es abordar la confesión con reflexión y practicar lo que se predica.

Nuestros hijos necesitan hábitos santos y no pueden desarrollarlos si no les ayudamos.

Tags:
confesionhijosniñossacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.