Aleteia

El santuario boliviano que quiere convertirse en “Basílica Menor”

SOCAVON
Comparte

“Santuario del Socavón”, un tradicional lugar en la ciudad boliviana de Oruro

Está ubicado en una de las ciudades más altas del mundo, Oruro (Bolivia), a más de 3500 metros sobre el nivel del mar, y se trata de un lugar de gran atractivo turístico por su famoso carnaval.

Es el “Santuario del Socavón”, famoso por su fachada amarilla y que tiene como principal protagonista a la Virgen del Socavón, patrona de los mineros de Oruro y del folklore nacional.

Durante la próxima visita de los obispos de Bolivia al Vaticano, prevista para el 21 de septiembre, el obispo de la Diócesis de Oruro, Cristóbal Bialasick, le pedirá al Papa que este santuario sea declarado “Basílica Menor”, confirmó La Razón.

“El anhelo es que nuestro Santuario del Socavón sea declarada como ‘Basílica Menor’, pedido de la iglesia orureña que será llevado al Papa Francisco», dijo el responsable de comunicación de esa diócesis, René Cueto.

Para ello desde hace varios meses se creó una comisión especial a nivel de la Diócesis de Oruro con el objetivo de argumentar por qué debería pasar de ser santuario a “Basílica Menor”. En ese sentido, se ha hecho una recopilación histórica, además de una clara mención al significativo vínculo con su gente, la religiosidad popular con todo lo que conlleva y lo representa el Carnaval de Oruro, que tiene como protagonista a la Virgen.

 

Virgen de Socavón
carakan-cc

La Virgen del Socavón y el Carnaval

En realidad, el Carnaval de Oruro es la “Fiesta de la Virgen del Socavón”, más conocida como la Virgen de la Candelaria.

Según cuenta la tradición, desde el año 1789 se tiene evidencia de un cuadro representando a la Virgen sobre un muro y que fuera encontrado en un lugar abandonado afuera de Oruro, pero en una zona minera muy rica.

Desde ese momento, y abonado por otras leyendas populares, la devoción fue creciendo a lo largo de los años.

 

Virgen de Socavón
© Annabelle Avril-CC

 

Es gracias a ella que los pobladores locales, mayoritariamente pertenecientes a pueblos originarios como los aymara, recorren miles de kilómetros para venerarla y pasearse de rodilla frente a su imagen.

Por su parte, los mineros, aprovechan esta ocasión para que interceda para que puedan encontrar las riquezas minerales en los socovones (cueva que se excava sobre una ladera) de las minas.

De lugar este objetivo cuando el planteo pase a consideración del papa Francisco, Oruro tendrá mayores motivos para disfrutar de sus tradiciones, fiestas y carnaval, pues representaría una designación de privilegio y orgullo para un santuario tan importante para su gente.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.