¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Inédito: “Jesús mismo era inmigrante”. Pasajes sorprendentes del próximo libro del Papa Francisco

FILIPPO MONTEFORTE / POOL / AFP
Comparte

Europa, la inmigración, África y la colonización, son algunas de las cuestiones sobre las que el Pontífice dialoga con el sociólogo francés Dominique Wolton

Presentamos a continuación algunos pasajes del libro “Política y sociedad” del Papa Francisco – Encuentros con Dominique Wolton (Politique et société, du pape François – Rencontres avec Dominique Wolton), que será publicado en Francia el 6 de septiembre por “Editions de l’Observatoire” (432 páginas). 

El libro recoge doce entrevistas realizadas en dos años (el Papa nunca había dado tanto tiempo a una iniciativa de estas características) concedidas por Francisco a Wolton, sociólogo, director de investigación del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia, famoso por haber realizado otro libro de estas características con el difunto cardenal Jean-Marie Lustiger, antiguo arzobispo de París. 

Los pasajes han sido adelantados en exclusiva por el magazine del fin de semana del diario parisino “Le Figaro”. Aleteia ofrece la traducción al español de algunos de ellos:

“El mismo Jesús fue un refugiado, un migrante”

— Usted dijo, en Lesbos, en enero de 2016, algo hermoso y raro: “Todos somos migrantes, todos somos refugiados”. En estos momentos en los que las potencias europeas y occidentales se cierran, ¿qué se puede decir además de esta frase magnífica? ¿Qué hacer?

Hay una frase que he dicho y había niños migrantes que la llevaban escrita en una camiseta: “No soy un peligro, yo estoy en peligro”. Nuestra teología es una teología de migrantes. Todos lo somos desde la llamada que recibió Abraham, pasando después por todas las migraciones del pueblo de Israel, hasta llegar al mismo Jesús, quien él mismo fue un refugiado, un migrante.

Además, a nivel existencial, por la fe, somos migrantes. La dignidad humana implica necesariamente “estar en camino”. Cuando un hombre o una mujer no está en camino, se convierte en una momia. En una pieza de museo. La persona deja de ser un ser viviente. 

[…] Después de haber pronunciado esta frase en Lesbos, la situación ha empeorado. Muchos admiraron sus palabras, pero después no sucedió nada. ¿Que diría usted hoy?

El problema comienza en el país del que vienen los migrantes. ¿Por qué dejan su tierra? Por falta de trabajo, o a causa de la guerra. Son las dos principales razones. La falta de trabajo, pues son explotados, pienso en los africanos. Europa ha explotado a África… No sé si se puede decir. Pero ciertas colonizaciones europeas… sí, la han explotado.

He leído que un jefe de Estado africano recientemente elegido, como primer acto de gobierno, sometió al Parlamento una ley de reforestación de su país, de hecho ya ha sido promulgada. Las potencias económicas mundiales habían talado todos los árboles. Reforestar. La tierra se ha secado por haber sido explotada en exceso, y ya no hay trabajo.

Lo primero que debemos hacer, y lo dije ante las Naciones Unidas, ante el Consejo de Europa, en todos los sitios, es encontrar allí recursos de creación de empleo, e invertir. Es verdad que Europa tiene también que invertir en ella misma. Pues también aquí hay un problema de desempleo.

La otra razón de las migraciones son las guerras. Podemos invertir, el pueblo tendrá una fuente de trabajo y no necesitarán irse, pero si se da la guerra, de todos modos tendrán que huir. ¿Quién hace la guerra? ¿Quién entrega las armas? Nosotros. 

“Europa, en este momento, tiene miedo. Está cerrada, cerrada, cerrada…”

Creo que Europa se ha convertido en una “abuela”, pero a mí me gustaría ver una Europa madre. En lo que se refiere a los nacimientos, Francia se encuentra en la cabeza de los países desarrollados, con más del 2%, según creo. Pero Italia está entorno al 0,5%, es mucho más débil. Lo mismo sucede en España. Europa puede perder el sentido de su cultura, de su tradición.  Pensemos que ha sido el único continente que nos ha dado una riqueza cultural tan grande, y esto quiero subrayarlo. Europa tiene que volver a encontrarse, volviendo a sus raíces. Y no tener miedo. No debe tener miedo de convertirse en Europa madre […]

— ¿Cuál es su principal inquietud y esperanza para Europa?

Ya no veo a persona como Schumann, como Adenauer…

—(Dominique Wolton ríe) Pero está usted. Hay otros…

En estos momentos, Europa tiene miedo. Esta cerrada, cerrada, cerrada […]

Europa es una historia de integración cultural, multicultural, muy fuerte. Desde siempre. Los longobardos, nuestros longobardos de hoy son bárbaros que llegaron hace mucho tiempo… Y luego todos se mezclaron y tenemos nuestra cultura.

¿En qué consiste la cultura europea? ¿Cómo podría definir hoy la cultura europea? Sí, es verdad, cuenta con importantes raíces cristianas. Pero no es suficiente para definirla. Se encuentran todas nuestras capacidades. Estas capacidad para integrar, para recibir a los demás. Se da también la lengua en la cultura. En nuestro idioma español, el 40% de las palabras son árabes. ¿Por qué? Porque allí estuvieron durante siete siglos. Han dejado su huella […]

“La identidad argentina es mestiza, siempre me he sentido algo así”

— ¿En qué se siente usted argentino? ¿En qué consiste, según usted, la identidad argentina?

En Argentina hay nativos. Contamos con pueblos indígenas. La identidad argentina es mestiza. La mayoría del pueblo argentino nace del mestizaje. Las oleadas de inmigración se han mezclado, mezclado, mezclado… Creo que es lo mismo que sucedió en los Estados Unidos, donde las oleadas de inmigración han mezclado los pueblos. Los dos países se parecen bastante. Y yo siempre me he sentido algo así. Para nosotros era algo totalmente normal convivir en la escuela varias religiones.

[…] Algunos países han sido capaces de integrar a los inmigrantes en su vida. Pero otros los han “objetizado” durante dos o tres generaciones en guetos. Sin integración.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.