Aleteia

¿Te gusta tener en brazos a un bebé? Ayuda a recién nacidos de madres drogadictas

Shutterstock
Comparte

El Método Canguro permite que los bebés sufran menos durante el síndrome de abstinencia. Consulta al hospital de tu zona

Vivo en una ciudad estadounidense donde han aparecido carteles por todas partes recordando a la gente que la adicción a los opioides puede matarte y cómo conseguir ayuda si eres adicto. CNN informó que «la tasa de adicción a los opioides se ha disparado casi un 500% en los últimos siete años». Además de los opioides, el uso de drogas ilícitas está creciendo rápidamente y no solo los adictos son víctimas de la epidemia. A veces, sus recién nacidos también lo son.

Cuando una mujer embarazada toma ciertas drogas, su bebé nonato puede hacerse adicto a ellas, básicamente compartiendo la adicción física. Cuando el bebé nace, su suministro se corta y pasa por una abstinencia extremadamente dolorosa, llamada síndrome de abstinencia neonatal, que puede durar desde semanas hasta meses. Los síntomas pueden incluir convulsiones, vómitos, poco aumento de peso, llanto constante y dificultad para dormir.

Esta forma de venir al mundo es una pesadilla. Los hospitales, especialmente en zonas rurales, donde están menos acostumbrados a tratar este tipo de problemas, están teniendo dificultades a la hora de seguir el ritmo de las necesidades de los bebés.

Piel con piel

Afortunadamente, hay un tratamiento particularmente simple que puede ayudar: el contacto piel con piel, a veces llamado el Método Canguro. En esencia, tan solo coger un bebé en brazos, directamente en tu piel, tiene efectos físicos en el bebé y puede ayudarle a desarrollarse. «El contacto piel con piel estabiliza el ritmo cardíaco y la respiración, mejora los niveles de saturación de oxígeno, acrecienta la temperatura corporal de un infante y conserva sus calorías».

Parece un gesto muy pequeño, pero marca una gran diferencia en el proceso de recuperación de un bebé. Lo mejor es que no tienes que ser un experto para darle a un infante este regalo de tu cuerpo. Los hospitales de todo Estados Unidos están respondiendo a la crisis del síndrome de abstinencia neonatal creando programas donde la gente puede prestarse voluntaria para coger en brazos a estos bebés y que, de esta forma, consigan beneficiarse tanto como sea posible, ya que la madre puede no estar disponible o no ser capaz de coger al bebé durante todo el día.

Ayudar como voluntaria

Si estás buscando una oportunidad para hacer trabajo voluntario, no se me ocurre una causa mejor. Puedes llamar a tu hospital local para ver qué oportunidades de voluntariado tienen disponibles. Estos bebés tienen una necesidad humana muy simple: sentir el cuerpo de otra persona para que los ayude físicamente a autorregularse, a sentirse seguros y a pasar por lo que puede que sea uno de los momentos más difíciles de sus vidas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.