Aleteia

De canción en canción, de beso en beso…

© 2017 Broad Green Pictures
Comparte
Comenta

"Song to Song", de Terrence Malick, describe varias historias de amor, con mentiras, traiciones y dolor incluidos

Es difícil entender por qué en España se distribuyen películas que no valen ni para matar la tarde y otras, en cambio, van quedando relegadas al olvido y sin estreno, pese a contar con repartos de lujo, críticas positivas y exhibición en festivales. Es el caso de Mujeres del siglo XX (20th Century Women), que ha ido directamente a DVD sin pasar por las salas de cine. Es el caso, pese a su controversia entre la crítica, de los últimos filmes de Terrence Malick; con el que nos ocupa, son tres títulos los que, de momento, no se han estrenado aquí: Knight of Cups, Voyage of Time y Song to Song.

Admitiremos que no son películas al uso, no son blockbusters, pero tienen su público, su legión de seguidores. Los cuatro protagonistas de Song to Song bastan para arrastrar a unas cuantas personas al cine: Michael Fassbender, Rooney Mara, Ryan Gosling y Natalie Portman. Los cuatro son estrellas, están en lo más alto de su popularidad y no dejan de encadenar proyectos sonados.

Es cierto que los últimos filmes de Malick son cada vez más cerrados, con menos argumento, y que sigue fiel al estilo que marcara a partir de La delgada línea roja, para continuar con El nuevo mundo, El árbol de la vida, To the Wonder y los restantes títulos mencionados (aunque, si uno revisa Días del cielo, comprobará que ya se vislumbran algunas constantes de su filmografía a partir de los 90: voces en off, planos de naturaleza, personajes aislados que pasean por el campo sumidos en amoríos o en reflexiones…). Pero no es menos cierto que se trata de auténticas experiencias audiovisuales, sensoriales…

Su cine es lo contrario a los productos comerciales puros: no están hechos para matar una tarde, sino para que reflexionemos, tratemos de indagar los motivos de sus personajes, nos dejemos llevar por esos planos rápidos en los que a menudo no conseguimos discernir la cara de quienes hacen cameos.

Podríamos decir que lo que rueda el cineasta de Malas tierras es filosofía visual con pocas palabras. Sus recursos suelen ser siempre los mismos: la naturaleza como tabla de salvación que garantiza una vida sencilla y menos condicionada por los excesos urbanos, el amor como vínculo que nos permite relacionarnos de verdad con otras personas y sobrevivir a nuestros malestares, la culpa como eje vertebrador de muchos de nuestros actos.

Song to Song está enmarcada en el mundo de la música, con productores, cantantes y guitarristas, de los que a Malick no le interesa cómo se mueven en el escenario, sino detrás.

En este sentido es notable la participación de estrellas de la canción interpretándose a sí mismas, caso de Iggy Pop o Patti Smith: lo que quiere de ellos no es verlos tocar, sino hablar de sus circunstancias y que le cuenten algo verídico a la cámara.

El filme nos presenta a un productor (Fassbender) con pocos escrúpulos, que está ayudando a un músico (Gosling) a enfocar su carrera, y que empieza a verse con una guitarrista y compositora (Mara) que lleva un tiempo liándose con el productor (algo que mantiene en secreto), hasta que entra en escena una camarera (Portman) de la que el primero se encapricha.

Lo que la verdadera protagonista del filme (Mara) quiere, desde que conoce a Gosling, es vivir de canción en canción y de beso en beso. Mentiras, traiciones, dolor, nuevas relaciones… son los caminos que desorientan a los personajes.

Algún día se reconocerá, quizá cuando muera, que Terrence Malick es un genio diferente. Algún día se le devolverá el prestigio que merece.       

FICHA:

Título original: Song to Song 

País: Estados Unidos

Director: Terrence Malick

Guión: Terrence Malick

Música: Varios

Género: Drama / Romance / Música

Duración: 129 min.

Reparto: Michael Fassbender, Ryan Gosling, Rooney Mara, Natalie Portman, Cate Blanchett, Bérénice Marlohe, Val Kilmer, Holly Hunter, Iggy Pop, Patti Smith

Tags:
cine
Newsletter
Recibe Aleteia cada día