Aleteia

Voy de viaje, ¿qué ropa me pongo?

Shutterstock-Ann Haritonenko
Comparte
Comenta

La comodidad es clave a la hora de seleccionar qué prendas nos convienen para el trayecto, pero también hay que lucir presentable

¡No hay nada más sabroso que viajar! Se trata de salir de la rutina por un par de días (con suerte, semanas) y desconectarse en un nuevo sitio, con personas y tradiciones diferentes, para relajarte y enriquecer tu cultura.

Pero a veces sólo nos enfocamos en lo que vamos a llevar dentro de la maleta y se nos olvida la importancia del atuendo que vamos a llevar en ese primer día de viaje, cuando estamos montadas en el auto, avión o tren.

El trayecto puede durar muchísimas horas, así que es importante lucir ropa que nos quede bien pero al mismo tiempo sea confortable y práctica, eso sí, sin dejar de lado la elegancia (nada de ropa de hacer ejercicio). Después de todo, nunca sabes cuándo te pueden ofrecer una mejora de asiento (esto en el caso de aviones y trenes) y, créanme, la mejor vestida tiene más oportunidades.

Para viaje en avión o tren

Parece mentira, pero aquí la vestimenta está regida principalmente por las cada día más exigentes normas de seguridad. No tiene sentido llevar muchos accesorios (que vas a tener que quitarte a cada rato y hasta se te pueden extraviar) o zapatos que sean difíciles de quitar (ah, y recuerda también siempre llevar medias puestas).

Busca ropa holgada (que no es lo mismo que te quede grande) y de telas que no se arruguen pero que sean suaves para que te permitan tener movilidad (recuerda que vas a estar cargando equipaje de arriba abajo).

Shutterstock-Stieber

Lo mejor es optar por colores básicos oscuros, como negro y azul marino, que en caso de que ocurra un accidente con la bandeja de la comida, pues ayudan a disimular mejor las manchas. Entre falda y pantalón, yo sugiero siempre pantalón.

No dejes de llevar contigo siempre una bufanda o pashmina, ya que aunque viajes en verano, el aire acondicionado de los trenes y aviones suele ser bastante frío; además, hasta te pueden servir de almohada.

De cartera, recomiendo una tipo tote con bolsillos internos, ya que son amplias. Es un modelo clásico que te combinará con otros looks y te permitirá tener todo bien organizado.

¿Tacones? Nada recomendables, no sólo por temas de seguridad (en caso de que, Dios no lo quiera, ocurra una tragedia), sino también por un tema de comodidad.

Para viaje en auto

Hay algo especial en viajar en coche, con tu música favorita y las ventanas abajo (a menos que tengas niños que, como todo, hacen que la cosa cambie). En este caso, tu vestimenta no debería ser demasiado diferente a la que usarías en un avión o tren, excepto que puede ser un poco más informal porque no serás vista por tantos oficiales de seguridad o de aduana y, justamente por esta misma razón, puedes jugar más con tus accesorios y estilo de zapatos porque no tendrás que estar quitándolos a cada rato.

Shutterstock-Tanasan Sungkaew

En verano hay muchas chicas a quienes les gusta viajar en shorts; particularmente yo no lo recomiendo (como tampoco los tacones) porque, no quiero sonar negativa, pero si sufren un accidente automovilístico, es mejor que tengas aunque sea una capa ligera de tela que proteja tu piel de posibles raspones o quemaduras.

Pero, como siempre les digo, lo más importante es que vayan con buena disposición. No hay nada peor que empezar un viaje con el pie izquierdo, así que asegúrense de preparar todo con antelación y leer bien los reglamentos de su empresa de transporte para evitar correderas y discusiones que hacen que nuestras vacaciones no comiencen como debe ser: ¡con alegría!

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día