Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Un municipio colombiano en manos de Jesucristo?

LUZ MARINA CARDOZO
Shutterstock-aradaphotography / Facebook alcaldiadeyopal
Comparte

La Alcaldía de Yopal hizo una entrega simbólica de las llaves de la ciudad al Señor Jesucristo

La protagonista de esta medida es quien hasta hace poco fuera alcaldesa en encargo del municipio colombiano de Yopal, departamento de Casanare, Luz Marina Cardozo, quien antes de abandonar su interinato al frente de la Alcaldía dejó establecido un decreto que despertó polémica y curiosidad.

“Hacer entrega simbólica de las llaves del Municipio de Yopal a Jesucristo ‘Para que su reino de paz y bendición sea establecido’”, se destaca como artículo primero del decreto 036 fechado el 9 de junio y que otorga un reconocimiento honorifico a Jesucristo.

Entre las consideraciones, repletas de citas bíblicas, la alcaldesa indica que “todo gobernante instituido por la voluntad de Dios tiene el deber de velar en primer lugar por el bienestar espiritual de sus gobernados y propender por la salvación de su pueblo en búsqueda del reino de Dios y su justicia (Mateo 6-33)”.

En cuanto a los otros artículos de este peculiar decreto se indica el ruego a Dios para que “entre al municipio y lo haga su morada”, además de “hacer una entrega simbólica de las llaves a los niños como si se lo entregaran al Señor Jesucristo”.  Por último, se establece “colocar el decreto en un lugar visible y de honor donde funciona la Alcaldía Municipal de Yopal”.

A la hora de explicar esta situación, en la prensa colombiana se menciona, por ejemplo, que este decreto se firmó como un acto de espiritualidad, ya que la funcionaria es “muy creyente”.

El regreso de John “Calzones”

“Renuncio a la Alcaldía para salvar a Yopal de la corrupción”. Así se expresó en enero de este año el alcalde de Yopal, quien fue sustituido por un tiempo por Luz Marina y quien ahora regresó a su cargo. En un reportaje reproducido por Revista Semana, Jhon Jairo Torres Torres, el polémico alcalde, reconocido a nivel popular como Jhon ‘Calzones’, decidió dejar su cargo por “presuntos hechos de corrupción que lo vinculaban a la alcaldesa que lo estaba reemplazando”.

Es que el contexto donde surge este particular decreto no está exento de controversias y polémicas políticas a nivel local. Luz Marina Cardozo llegó al cargo de alcadesa por encargo luego de que “Calzones” dejara el puesto y enfrentara dos procesos judiciales, uno por enriquecimiento ilícito y otro por urbanización ilegal, indica Semana.  Al mismo tiempo, Luz Marina estaba siendo señalada por el propio Torre Torres por supuestos cobros de coimas, entre otras cosas.

Lo que al principio había surgido como una manera de defensa y escudo mientras el alcalde solucionaba sus problemas judiciales y enfrentaba meses de cárcel, los avatares políticos terminaron generando una pelea por el poder que ha terminado desenfocando lo verdaderamente importante, que es la solución de los problemas de la ciudad y su gente.

Ambos políticos están vinculados al Movimiento Social La Bendición, una agrupación inmiscuida en política y con fuerte impronta evangélica y hasta con aspectos controversiales.

En los últimos días “Calzones” regresó a la Alcaldía, pero ahora deberá lidiar con este decreto que le dejó Cardozo, quien para poder hacerlo explícito tuvo que hacer un sinfín de negociaciones entre los suyos. La medida generó divisiones a nivel local.

¿Podrá salvar Jesucristo a esta localidad colombiana de todos los entretelones de corrupción presentados? De momento, lo más prudente no sería mezclar en todos estos asuntos a Jesucristo, sino velar de una vez por todas por los intereses de la comunidad y el bien común.

En esa línea se presentó el flamante obispo de Yopal, Edgar Aristizábal Quintero, quien sin hacer consideraciones directas ni referirse a este tema, de alguna manera hizo explícita su misión.

“¿Qué quiere Dios hoy de nosotros? ¿Qué nos pide como Iglesia ante la situación del mundo? Lamentable la situación de tantos hermanos sin fe, en la indiferencia espiritual, el egoísmo, buscando sólo la vida fácil, en medio de tanta violencia y corrupción. La sociedad nos está planteando grandes retos”, expresó.

“Los invito, amados hijos de esta querida familia diocesana de Yopal, a que caminemos juntos y de la mano de Dios con la tarea de llevar el mensaje de salvación a todos los hermanos”, expresó.

¿Hay algún antecedente?

Si bien parece un acto novedoso, la entrega simbólica de las llaves,  en cuanto a sus características, en el año 2013 la ciudad de Monterrey, México, vivió una situación similar. La que era por aquel entonces alcaldes de la cuidad, Margarita Arellanes Cervantes, también entregó las llaves de la ciudad a Jesucristo, pidiendo que “su reino de paz y bendición sea establecido”.

“Abro las puertas de este municipio a Dios como la máxima autoridad, reconozco que sin su presencia y su ayuda no podemos tener éxito real”, expresó la alcaldesa, recuerda El Colombiano.

 

 

En Brasil también hubo otros antecedentes al respecto y con varios actores sociales que rápidamente salieron a cuestionar la propuesta por entender que en estados aconfesionales tales decisiones no tienen cabida. Mientras tanto, ahí reposa el decreto, publicado y la vista de todos en el portal de la alcaldía de Yopal y en medio de controversias por casos de corrupción que terminan mezclando lastimosamente el nombre de Jesucristo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.