Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Madre israelí amamanta bebé palestino accidentado

Hadassah

Cerith Gardiner - publicado el 13/06/17

Cuando el instinto materno habla más alto que las diferencias políticas y religiosas

Muchas veces, oímos con tristeza acerca de los conflictos entre israelíes y palestinos y empezamos a perder la esperanza sobre cualquier solución a los mismos. Sin embargo, basta que una madre israelí ayude a una madre palestina y su bebé para que recordemos cuán necesario es mantener viva la llama de esa esperanza.

Según el diario Today, el día 2 de junio, cuando Ostrowski-Ola Zak llegó a trabajar en el turno de la noche en un hospital de Jerusalén, ella fue recibida por los parientes de Yamen, un bebé de 9 meses. Estaban desesperados, pues el bebé había acabado de sufrir un terrible accidente de coche en Cisjordania, matando al padre y dejando a la madre con graves heridas en la cabeza.

Afortunadamente Yamen usaba el cinturón de seguridad y sufrió sólo arañazos y pequeñas contusiones. Sin embargo, el niño estaba hambriento. El equipo de enfermería intentó ofrecerle una mamila durante siete horas, pero el bebé, que era exclusivamente alimentado con leche materna, la rechazó.

Las tías de Yamen le preguntaron a Ostrowski-Zak si ella podía encontrar a alguien que ayudara al sobrino. Ostrowski-Zak hizo más allá de los que ellas esperaban: tomó al bebé en los brazos y lo amamantó. Mientras las tías aturdidas no lograban dar crédito al hecho que una mujer judía pudiera haber ofrecido este tipo de ayuda, la enfermera dijo: «Yo se que cualquier madre judía habría hecho lo mismo en esta situación».

Con el bebé más tranquilo, Ostrowski-Zak explicó cómo ella había conectado con el bebé y se sentía como si estuviera amamantando a su propio hijo, Ayam, de un año y medio.

Al final de su turno, antes de volver a casa, Ostrowski-Zak publicó un mensaje en Facebook para que voluntarias pudieran asumir la alimentación del niño huérfano. Ella obtuvo varios ‘me gusta’ y muchas mujeres viajaron más de 100 kilómetros para no dejar que Yamen pasara hambre.

El instinto materno de Ostrowski-Zak es una bella demostración de bondad que los seres humanos tienen para dar, y, a pesar de todas la diferencias políticas o religiosas, esta es la noticia en que necesitamos concentrarnos.

Tags:
amorisraelmaternidadpalestinasolidaridad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.