Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Andrés Apóstol
home iconActualidad
line break icon

¿Habrá “buena nueva” para Buenaventura (Colombia)?

Buenaventura

AFP PHOTO / Christian ESCOBAR MORA

Marinos colombianos patrullan las calles de Buenaventura.

Pablo Cesio - Aleteia Colombia - publicado el 22/05/17

Una localidad colombiana que aguarda con expectativa una pronta respuesta a su situación social

La localidad de Buenaventura forma parte de la costa pacífica de Colombia y en los últimos días se ha transformado en noticia por un sinfín de protestas sociales que han incluido un intenso paro cívico, además de acciones delictivas como saqueos y otro tipo de vandalismos.

Buenaventura, uno de los principales puertos del país por donde pasa gran parte de las exportaciones, está inmersa en una situación caótica desde el pasado viernes donde hubo choque entre la policía con manifestantes que de momento dejaron un muerto. También hubo policías lesionados y varias detenciones.

¿A qué se deben las protestas?

Uno de los motivos tiene que ver con la aparente contradicción en cuanto a la riqueza que pasa por ahí con respecto “el64% de su población vive en condiciones de pobreza y la tasa de desempleo es del 62%”, reproduce un reportaje de BBC Mundo.

A este se suma otro fuerte reclamo con respecto a la falta de un hospital, por ejemplo, o los déficits en cuanto al servicio de agua potable.

Esta situación generalizada, que se arrastra desde hace años, no encuentra una pronta respuesta del gobierno, que en varias ocasiones ha prometido soluciones, y es por ello que tal vez por “cansancio”, tal cual gritaban algunos manifestantes, se llegó a una situación límite que culminó con un fuerte estallido social.

“¿Y cómo nos hacemos sentir ante los oídos sordos del Gobierno nacional? Pues paralizando todo. Es la queja mayúscula de la comunidad. De manera pacífica. No podemos continuar y no estamos dispuestos a seguir viviendo en la miseria. El paro va hasta que vengan y nos cumplan. Hasta el último alfiler nos lo tienen que pagar”, expresó a El Espectador José Luis Roa Montaño, uno de los líderes de la protesta, que de momento ha tenido varias marchas y concentraciones.

Asimismo, se escucharon otras voces en pos de la unión para alcanzar los objetivos. Por ejemplo, la de esta madre de una comunidad rural, Arminita Quevedeo, quien expresó lo siguiente a ese medio: “No podemos estar tristes, pero sí molestos. Pero, si no estamos unidos, pues nadie va a hacer por nosotros esta labor. Pedimos aparecer en el mapa de Colombia como ciudad de progreso, no de politiquería”.

“No queremos morir sin pelear por lo nuestro. Buenaventura quiere y puede”, se pronunciaba por su parte el colectivo Nueva Esperanza.

De momento, mientras se espera alguna definición de diálogo, de parte de Buenaventura se estaba analizando la declaración de emergencia como medida para salir del paro, algo que implicaría una situación, basada en la Constitución, de excepción y utilizado en casos muy específicos.

Histórico abandono estatal

De parte de los obispos de las jurisdicciones eclesiásticas que integran la zona de la costa pacífica de Colombia se realizó un ferviente llamado al Gobierno Nacional para que cumpla con los acuerdos firmados con anterioridad y que se respete el derecho de los ciudadanos.

Para los obispos, los reclamos y protestas son justificados. “Históricamente los habitantes de la Costa Pacífica colombiana han sufrido el abandono estatal, la violencia de diversos actores armados y la corrupción de muchos líderes a todo nivel”, expresan a través de un comunicado difundido en las últimas horas.

“El Gobierno Nacional debe hacer su mejor esfuerzo para cumplir con acuerdos anteriores y responder a las legítimas aspiraciones de los ciudadanos que exigen derechos fundamentales”, prosiguen, al tiempo que hacen énfasis que “las acciones violentas y vandálicas desprestigian la protesta social”. “Sólo los Paros Cívicos pacíficos tienen legitimidad y eficacia”, subrayan.

Los obispos finalizan haciendo referencia a la necesidad de diálogo, flexibilizar las acciones de reclamación y que de alguna manera no resulte afectada la población.

Tags:
colombiaiglesiaprotestas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.