Aleteia

El buque que le permitirá a Perú explorar el mar como nunca antes

Twitter @CancilleriaPeru
Carrasco Peru
Comparte
Comenta

Buque “Carrasco” llegó desde España a Perú e irá a la Antártida para colaborar con las investigaciones científicas

Sus hélices giran en 360 grados, su sistema logra minimizar los ruidos para realizar trabajos científicos. La moderna unidad naval de investigación científica se puede maniobrar como si fuera un crucero. Los equipos de última tecnología le permiten llegar a realizar trabajos de exploración inclusive a 3.000 metros sobre el nivel del mar.

“Carrasco”, el nuevo buque oceanográfico peruano, llegó al primer puerto del Callao luego que fuera lanzado hace un año desde los astilleros de la empresa Construcciones Navales Paulino Freire, en el puerto de Vigo, España.

“Sólo son cinco los países en el mundo que cuentan con una nave similar”, aseguró el comandante de la embarcación polar, Carlos Olguín Valdivia.

Con esta nueva adquisición el Perú se encuentra a la vanguardia de la tecnología náutica. La marina de guerra peruana podrá realizar estudios en beneficio de la humanidad. Se conocerá más de cerca la morfología del mundo marino, permite una visión completa de nuestros recursos.

La embarcación registra el fondo marino hasta los 11 mil metros (equivalente a la fosa de las Marianas, el lugar más profundo de la corteza terrestre) e incluso ofrece un panorama de las condiciones meteorológicas y el debilitamiento de las corrientes marinas.

Llegará en expedición hasta la Antártida

“Colombianos y venezolanos desean embarcar a sus científicos”, en este buque que tiene capacidad para 110 personas, comentó el también capitán de fragata Olguín. “En Sudamérica no hay un buque similar”.

El B.A.P “Carrasco” llega para reemplazar al B.I.C “Humboldt”, en las expediciones que se realizan a la Antártida, donde el Perú tiene su base científica Machu Picchu.

El estudio de la geología marina permitirá saber si en el fondo hay gas, petróleo u otros minerales que aún no han sido descubiertos. Una de las tareas de la nueva nave será explorar la placa de Nasca, detalló al diario El Comercio Carlos Guerrero, jefe del Departamento de Proyectos especiales y asuntos Antárticos de la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú.

El “Humboldt” fue lanzado al mar hace 38 años, y ha realizado 13 expediciones al continente helado desde 1988. Pese a no ser un buque antártico ha servido con eficiencia. El “Carrasco”, sin embargo, tiene la capacidad de navegar por aguas de hielo delgado. Se espera que zarpe hacia la Antártida entre noviembre y diciembre de este año.

Facilita el estudio de nuevas especialidades

En su interior dispone de ocho laboratorios para que los investigadores puedan analizar las muestras sin necesidad de salir al puerto. La nave polar cuenta con herramientas de oceanografía física y química para monitorear el fenómeno “El Niño” hasta identificar submarinos en nuestro territorio. 

Las virtudes del buque “Carrasco” sirven también para implementar nuevas especialidades de estudio en oceanografía física, química, biología, geología y meteorología.

“Hasta ahora las carreras han sido orientadas hacia la pesca o extracción de recursos. Hacían falta buques como el “Carrasco”, para incrementar el entusiasmo en nuevas áreas”, comentó la Bióloga marina Sonia del Valle para el diario. “El buque permitirá brindar nuevas experiencias a nuevos profesionales en temas marinos”, agrega.

La adquisición de esta unidad se enmarca en el proyecto de inversión pública denominada “Mejoramiento de los Servicios de investigación Oceanográfica de la Marina de Guerra del Perú en el dominio Marítimo y de la Antártida”. 

El buque lleva el nombre del insigne Eduardo Carrasco y Toro, eminente científico que llegó a ocupar el cargo de “Cosmógrafo Mayor del Virreinato del Perú”, quien luego colaboró con el general San Martín con la elaboración de planos para la Expedición Libertadora de 1820.

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día