Aleteia

Las dudas del papa Francisco sobre Medjugorje

AP/EAST NEWS
Comparte
Comenta

Apariciones de la Virgen, Trump, lefebvrianos, ... conversación con los periodistas en el avión de vuelta de Fátima

El papa Francisco expresó hoy sus dudas sobre las presuntas apariciones de la Virgen María en Medjugorje, en la rueda de prensa en el avión que le llevó de vuelta a Roma tras su visita a Fátima.

“Estas presuntas apariciones no tienen tanto valor: esto lo sigo como opinión personal. Hay quienes piensan que la Virgen dice: “Vengan, ese día tal, a tal hora, le voy a dar un mensaje a ese vidente”, dijo, según una transcripción del vaticanista Andrea Tornielli publicada por Vatican Insider.

Al mismo tiempo reconoció “el hecho espiritual y pastoral”: “gente que se convierte, que encuentra a Dios, que cambia de vida. Y esto no gracias a una varita mágica. Este hecho no se puede negar. Ahora, para ver esto, nombré a un buen obispo, que tiene experiencia para ocuparse de la parte pastoral. Al final se dirá algo”.

El Papa destacó que “todas las apariciones o las presuntas apariciones pertenecen a la esfera privada, no son parte del magisterio público ordinario”.

Recordó que “para Medjugorje Benedicto XVI instituyó una comisión presidida por el cardenal Ruini. Yo recibí el resultado, estaba compuesta por buenos teólogos, obispos y cardenales. La relación de la comisión es muy, muy buena. Había algunas dudas en la Congregación para la Doctrina de la Fe, y el dicasterio consideró oportuno enviarle a cada uno de los miembros de la Feria IV (la reunión mensual de la Congregación) toda la documentación, incluso los pareceres contrarios a la relación Ruini”.

Francisco prosiguió explicando: “Yo recibí la notificación un sábado, ya tarde. No me pareció correcto: era como “subastar” la relación Ruini, que está muy bien hecha. El domingo por la mañana, el Prefecto de la Doctrina de la Fe recibió una carta en la que le pido que envíe a la Feria IV esas opiniones en contra, que me las envíe a mí personalmente”.

“Estos pareceres fueron estudiados, todos (subrayo: todos) -añadió el Papa-. La relación Ruini afirma que hay que distinguir las primeras apariciones, cuando los videntes eran chicos y dice que hay que seguir investigando esas. Sobre las presuntas apariciones actuales, la relación presenta sus dudas. Yo, personalmente, soy más malo, prefiero a la Virgen Madre que a la Virgen que se vuelve encargada de una oficina de telégrafos y envía un mensaje cada día”.

Trump y los migrantes

En la rueda de prensa, el Papa respondió también a otras preguntas de los periodistas. Respecto a su próximo encuentro con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, Francisco se mostró muy prudente: “Nunca me hago un juicio sobre una persona sin escucharla, creo que no lo debo hacer. De nuestro coloquio saldrán las cosas, él dirá lo que piensa y yo diré lo que pienso”, declaró.

“Sobre los migrantes ustedes saben muy bien qué pienso yo. Siempre hay puertas que no están del todo cerradas, hay que buscar las puertas que, por lo menos, estén un poco abiertas, hay que entrar y hablar sobre lo que existe en común y seguir adelante paso a paso -añadió-. La paz es artesanal, se hace cada día. También la amistad entre las personas, el conocimiento mutuo, la estima recíproca es artesanal, se hace cotidianamente. Respeto por el otro, decir lo que se piensa sinceramente”.

“¿Espera que después del encuentro el presidente Trump suavice sus políticas?”, le preguntaron. “Este es un cálculo político que no me permito hacer… Y, saben que a nivel religioso no hago proselitismo”, respondió.

Ecumenismo

Respecto a las relaciones entre evangélicos y católicos, el Papa aseguró que “se han dado grandes pasos”. “Pensemos en la declaración sobre la Justificación, desde aquel momento el camino no se ha detenido. El viaje a Suecia fue muy significativo. También por el ecumenismo del camino, del caminar juntos, con la oración, con el martirio, con las obras de caridad y misericordia. Y allí Caritas luterana y católica hicieron un acuerdo para trabajar juntos”.

E inmediatamente señaló: “Dios es el Dios de las sorpresas, no debemos detenernos nunca, debemos rezar juntos, ofrecer testimonio juntos, hacer las obras de misericordia juntos, afirmar que Jesús es el único salvador y que la gracia solo viene de Él. Los teólogos seguirán estudiando, nosotros seguimos adelante con el camino”.

Por otra parte, el Obispo de Roma habló de la Fraternidad San Pío X: “Descartaría cualquier forma de triunfalismo -dijo-. Hace algunos días, la Feria IV, el congreso de la Congregación para la Doctrina de la Fe, estudió un documento y este texto todavía no me ha llegado”.

“Las relaciones actuales son fraternas, el año pasado di la dispensa para la confesión a todos sus sacerdotes y una forma de jurisdicción para los matrimonios -prosiguió-. Pero ya desde hace tiempo para sus problemas, para los casos que deben ser resueltos por la Congregación para la Doctrina de la Fe (por ejemplo los casos de abusos), los están sacando adelante con los dicasterios vaticanos”.

“Con monseñor Fellay tengo una buena relación, he hablado varias veces con él. A mí ni me gusta apresurar las cosas, sino caminar y caminar, luego se verá. Para mí no es un problema de vencedores o vencidos, sino de hermanos que dan pasos adelante”, señaló.

La Iglesia frente a los abusos a menores

Respecto a los abusos sexuales a menores en la Iglesia católica, el Papa Francisco reconoció que “hay muchos casos retrasados, retrasados porque se amontonan ahí”, “hay dos mil casos amontonados esperando”, aunque destacó que “hoy en casi todas las diócesis hay un protocolo que seguir, los informes se hacen bien, es un progreso grande”.

Respecto a las investigaciones que se realizan en el Vaticano de estos casos, Francisco dijo que “hay poca gente, se necesita más personal capaz de seguir esto, el Secretario de Estado y el cardenal Müller están buscando personal”.

“Y luego hay un problema -completó-: a veces los obispos envían los casos, si el protocolo está bien, pasa inmediatamente a la reunión de la Feria IV, de lo contrario debe volver atrás y por esto se piensa en ayudas continentales, uno o dos por continentes: pre-tribunales o tribunales continentales”.

“Cuando la Feria IV reducía a un sacerdote al estado laico, si él apelaba, el caso era estudiado por la misma Feria IV. Creé otro tribunal y puse a la cabeza a una persona indiscutible, el arzobispo de Malta Scicluna, entre los más fuertes contra los abusos”, prosiguió.

“Si se aprueba la primera sentencia, se acabó el caso, el sacerdote solo tiene la posibilidad de apelar al Papa para pedir la gracia -concluyó-: nunca he firmado una sola gracia”.

Finalmente, en una pregunta concreta sobre Portugal y las leyes referentes al “matrimonio homosexual”, el aborto y la eutanasia, el Papa declaró que “es un problema político y de la conciencia católica que a veces no es de pertenencia total a la Iglesia”.

Y opinó que “detrás de esto está la falta de una catequesis bien hecha. Hay zonas, en Italia y en América Latina, por ejemplo, en las que son muy católicos y al mismo tiempo anticlericales y come curas. Me preocupa, pero les digo a los sacerdotes que es el clericalismo lo que aleja a la gente. El clericalismo es una peste en la Iglesia”.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día