¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

5 maneras de renovar tu vida familiar

Shutterstock-altanaka
Comparte

Lograr que nuestro hogar sea un sitio al que todos quieran llegar requiere dedicación, tiempo, creatividad y un poco de esfuerzo

Todos queremos tener una vida familiar armónica, sin embargo, la irritación diaria, las contrariedades y la rutina son algunos de los obstáculos que encontramos y que nos impiden tener un espacio familiar alegre y acogedor. El mundo moderno nos empuja a ir muy rápido, a resolver lo urgente antes que lo importante, y a tratar de cumplir objetivos solo para tacharlos de nuestra lista de cosas por hacer.

La vida familiar, en cambio, necesita dedicación, tiempo, creatividad y un poco de esfuerzo para lograr que nuestro hogar sea un sitio al que todos quieren llegar.

Podríamos hacer una lista de 5 cambios que podemos implementar en nuestra vida familiar que nos permitirán inyectar una dosis de vitalidad y alegría a nuestro hogar:

1.- Revisa y corrige tu manera de comunicarte: muchos de los problemas y de los roces en la vida familiar se deben a una comunicación inefectiva, en la que drenamos nuestras frustraciones, pero no logramos comunicarnos bien. Cuida el tono de voz, el lenguaje corporal y sobre todo el mensaje: no conviertas cada conflicto en una transacción emocional, no culpes a los demás de tus problemas y sobre todo trata de dirigirte a los demás como te gustaría que te hablaran a ti. Son cosas sencillas pero efectivas para mejorar el clima del hogar.

2.- Pon en marcha algunas “tradiciones familiares”: puede ser la noche de pizza, los sábados de juegos de mesa, los desayunos preparados en familia, o el juego de tenis padre e hijo. No importa cuáles sean, todo depende de los gustos de la familia y lo que disfruten hacer juntos. Lo bonito de estas tradiciones es que nos permiten hacer actividades juntos con cierta regularidad, y contribuyen al sentido de identidad familiar. La identidad familiar es vital para desarrollar el sentido de pertenencia y eleva nuestros sentimientos de aceptación y de acogida, lo que influirá en el estado de ánimo de todos los miembros de la familia.

3.- Respeta y protege el tiempo de cada uno: aunque en una familia debemos proteger los tiempos de estar juntos, también tenemos que cuidar el tiempo que necesitan los demás para descansar o hacer alguna actividad especial. Es vital que también los hijos aprendan a respetar el tiempo de los papás. Tenemos que enseñarles que para que la familia marche bien, es importante que papá y mamá pasen tiempo juntos a solas, y que ellos también son responsables de cuidar este tiempo. Respetar estas dinámicas nos hará más conscientes de las necesidades personales de cada uno de los miembros de nuestra familia, y ayudará a que los padres puedan tener un tiempo de desconexión para liberar tensiones.

4.- Recupera el juego: muchas veces, sobre todo cuando hay niños pequeños, nos pasamos todo el día dando órdenes y discutiendo. Una manera de aligerar el ambiente es recuperar el sentido lúdico: contar el tiempo mientras ordenan sus cosas, ver quien llega primero a bañarse, o inventar una canción cuando estamos preparando la cena, son actividades que pueden mejorar el ambiente y que ayudan también a que nuestros hijos la pasen bien en el trajín diario de la rutina familiar.

5.- Sal de la zona de confort: organicen una actividad que nunca hayan hecho antes en familia y que los saque de la zona de confort. Puede ser una acampada al aire libre, o una noche de karaoke; cualquier cosa que nos ponga un poco incómodos, pero que hagamos con el fin de disfrutar con los demás. Una de las cosas que más une a los miembros de una familia es saber que ellos están ahí para ti en los buenos y en los malos momentos, y que son tu red de apoyo incluso cuando estas un poco incómodo o cuando haces el ridículo. Aprendiendo a soltar un poco esas inseguridades, y hacerlo con los que más te quieren alrededor, es algo que los unirá mucho y que les hará entender que la familia es el mejor lugar para estar, y para crecer.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.