Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 17 septiembre |
Santa Hildegarda de Bingen
home iconEstilo de vida
line break icon

Estrategias inteligentes de alimentación para vacaciones

Brooke Lark | Unsplash

Cara Busson-Clark - publicado el 18/04/17

Sugerencias de comidas y tentempiés para ayudar a tu cuerpo y tu mente cuando estés lejos de casa

Mis hijos están de vacaciones por primavera y muchos de nuestros amigos están de viaje. Estamos atrapados al sur de California, aburridos como de costumbre sin nada que hacer. Es broma. Hay millones de cosas que podemos hacer para divertirnos con el buen clima, pero por ahora no podemos ir a ningún sitio y nuestros hijos empiezan a mirarnos raro. Sin embargo, todo esto me hizo pensar en todos los que queréis ser fieles a vuestra dieta saludable mientras estáis de vacaciones, ya sea en primavera, verano o cuando sea que salgáis de viaje.

Por loco que parezca, es algo que también me pasa a mí, que soy nutricionista. Una de las bellezas del horario escolar es que podemos ceñirnos a una estructura donde planificar las comidas. Te sales de ese horario y ese hábito de alimentación saludable de comer cada 3-4 horas y toda esa planificación de comidas se van al garete.

Pero no tienes por qué saltarte toda una semana de plan de alimentación sana. La clave para mantener un buen rumbo nutricional durante las vacaciones es tener unas cuantas opciones rápidas listas para comer que funcionarían como comidas hasta que de hecho podáis sentaros a comer de verdad el almuerzo o la cena.

Haz variaciones sobre tu plan lo mejor que puedas. Algunas de las cosas más importantes que hay que recordar, sobre todo en vacaciones, son: beber abundante agua o incluso más de la habitual; añade un suplemento multivitamínico a la semana; lleva probióticos contigo para ayudarte a estimular tu sistema inmune e intenta comer fruta fresca y verduras con cada comida y aperitivo.

Y ahora veamos la comida, que no tiene por qué ser tan difícil:

Desayuno

Come dos huevos, una tostada de pan de cereal germinado y algo de fruta fresca. Si estás de vacaciones incluso puedes añadir tocino para darte un capricho.

Tentempié 1

Un puñado de frutos secos tostados o crudos, más una manzana o una pera. Si no, una barra de proteínas y un puñado de uvas o media manzana.

Almuerzo

Escoge una opción saludable en el hotel o en el restaurante o improvisa una ensalada rápida o un bocadillo. Más abajo hay más opciones saludables para los restaurantes.

Tentempié 2

Verduras crudas y pan de pita de trigo integral y humus. O cualquiera de las opciones anteriores.

Cena

Pasa por la plancha algún alimento de proteína magra y acompáñalo con verduras asadas o a la plancha y una ensalada con una mazorca de maíz a la parrilla. O echa un vistazo a las sugerencias de cena saludable más abajo…

En lo que respecta a comer fuera, no te cortes a la hora de interesarte por los detalles de la comida. Pregunta sobre el menú si no tienes claro cómo se prepara algún plato, qué contiene o cómo se adereza (aliños, salsas…). Por lo general los restaurantes añaden a los platos más cantidad de lo normal de grasa, sal y azúcar para que sepan mejor. Asegúrate de pedir que no se cocine con mantequilla, que mantengan la sal a raya y que sirvan las salsas y aliños por separado.

No te preocupes por lo que los demás piensen de cómo o qué pides. Para un camarero o una camarera, que hagan pedidos especiales es de lo más normal. En cuanto a tus amigos y familiares, que no te hagan sentir vergüenza por hacer elecciones saludables. Quién sabe, quizás admiren la dedicación que le pones a tu estilo de vida sana y les inspire a pedir lo mismo.

Pon control en las raciones. Los restaurantes tienen la mala fama de doblar o incluso cuadruplicar el tamaño de las raciones. Aprovecha esto mismo para compartir los platos. Pide al camarero que os ponga lo que sobre de comida para llevar o que de entrada guarde la mitad de la ración en un envase para llevar.

¡Y no olvides dejar propina! Sinceramente, no puedo recordar la última vez que comí fuera y simplemente pedí algo del menú sin añadir ningún ajuste personal, y la colaboración del restaurante siempre es de agradecer. Puedes hacerlo, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Tags:
alimentaciónfamiliasaludvacaciones

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
5
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.