Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: Contar historia de la Reforma y Lutero sin rencor

© Antoine Mekary - ALETEIA
Comparte

El Pontífice encuentra en el Vaticano a los participantes en el Congreso Internacional de Estudios sobre el tema: “Lutero 500 años después”

“Hoy, como cristianos, todos estamos llamados a liberarnos de los prejuicios hacia  la fe que otros  profesan con un acento y un lenguaje diferente, a intercambiarnos  mutuamente el perdón por los pecados cometidos por nuestros padres y a invocar juntos de Dios el don de la reconciliación y de la unidad”, dijo el papa Francisco en la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano este viernes 31 de marzo de 2017.

El Pontífice recibió en audiencia a los participantes en el Congreso Internacional de Estudios sobre el tema: Lutero 500 años después, organizado por el Comité Pontificio de Ciencias Históricas, con motivo del  V Centenario de la Reforma luterana (1517-2017).

Se trata de un evento que ha tenido como objetivo realizar “una relectura de la Reforma luterana en su contexto histórico eclesial” y  que ha tenido lugar en Roma del 29 al 31 de marzo  de 2017.

“Todos somos conscientes de que el pasado no se puede cambiar. Sin embargo, hoy, después de cincuenta años de diálogo ecuménico entre católicos y protestantes, es posible hacer una purificación de la memoria”, explicó.

Francisco aseguró que este ejercicio no consiste “en realizar una corrección inactuable de lo que ocurrió hace quinientos años, sino en “contar esta historia de una manera diferente”.

Insistió en contar la historia “sin rastro alguno de aquel rencor por las heridas ocasionadas que distorsiona la visión que tenemos los unos de los otros”.

Evento sobre Lutero en la Santa Sede: “Impensable hasta no hace mucho” 

Momentos antes y tras agradecer las palabras de Bernard Ardura, con  las cuales ha  resumido el significado de este congreso sobre Lutero y su reforma, Francisco confesó que “el primer sentimiento” que experimentó “frente a  esta loable iniciativa del Comité Pontificio de Ciencias Históricas es un sentimiento de gratitud a Dios”.

Sentimiento- continuó – “acompañado de un cierto asombro ante la idea de que no hace mucho tiempo un congreso  de este tipo habría sido del todo impensable”.

Hablar de Lutero, protestantes y católicos juntos, por iniciativa de un organismo de la Santa Sede: realmente sentimos, de primera mano, los frutos del Espíritu Santo, que supera todas las barreras y transforma los conflictos en oportunidades para el crecimiento en la comunión”.

Francisco rememoró que “Del conflicto a la comunión es, efectivamente,  el título del documento de la Comisión Luterana-Católica romana, en vista de la conmemoración común del quinto centenario de la Reforma de Lutero”.

Entretanto expresó su alegría “al saber que esta conmemoración ha ofrecido a los estudiosos de diversas instituciones la oportunidad de observar juntos  aquellos hechos”.

Por tanto, destacó que “los análisis serios sobre  la figura de Lutero y su crítica contra la Iglesia de su tiempo y del papado contribuyen indudablemente a superar ese clima de desconfianza mutua y de rivalidad que durante demasiado tiempo caracterizó en el pasado las relaciones entre católicos y protestantes”.

El estudio cuidadoso y riguroso, libre de prejuicios y polémicas ideológicas, permite a las  Iglesias, hoy en diálogo, discernir y asumir  aquello que de positivo y legítimo había en la Reforma, y distanciarse de los errores, las exageraciones y los fracasos, reconociendo la pecados que llevaron a la división”, abundó.

Por último, acompañó con la oración el “trabajo de investigación histórica” e invocó sobre los investigadores católicos y luteranos “la bendición de Dios Todopoderoso y Misericordioso”. Además, les pidió: “Por favor, que recen por mí. ¡Que Dios nos bendiga a todos!. Gracias”, concluyó.

El papa Francisco está siguiendo en continuidad con el Concilio Vaticano II y sus predecesores un camino ecuménico que lo llevó en octubre de 2016 a participar a una oración ecuménica común en la Catedral-Luterana de Lund, Suecia, donde firmó una declaración común con los Luteranos. Aunque si, aún, no hay un acuerdo sobre temas como la sexualidad, el sacerdocio y la liturgia.


Leer también: Martín Lutero, ¿monje rebelde o “testigo del Evangelio”?

La oración es otro paso dado en el camino de la Reconciliación (cf. 2 Co 5, 14-20). De hecho, caber recordar el documento del Consejo Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos del Vaticano y de la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias (no católicas) para celebrar la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos  del 18 al 25 de enero 2017.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.