Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Los niños colombianos llegarán a conocer los nevados?

Jei Pov-CC
Comparte

La cobertura glaciar de los Andes tropicales disminuye a pasos agigantados, según un informe

“Colombia se queda sin glaciares”. Quizás podría haber sido el titular más dramático y directo luego de que trascendiera un lapidario informe en los últimos días sobre esta situación en el país sudamericano y otros de la región.

Sin embargo, más allá de este dato poco auspicioso, de fondo aparece el componente humano. A este ritmo, difícilmente los niños que están naciendo en la actualidad en Colombia puedan ver cuando sean grandes los nevados de su país o los glaciares de la Sierra Nevada de Santa Marta.   

El llamado de atención se produjo en los últimos días luego de que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDAM, a través de su director, Omar Franco, revelara que en los últimos 50 años la cobertura glaciar en Colombia -y en los Andes tropicales- ha disminuido 63% y que tan solo en los últimos seis años se perdió el 17%, reproduce El Colombiano.

El propio Franco fue quien señaló, prosigue ese medio, que de seguir así es probable que “nuestros hijos y nietos no puedan apreciar, pisar, tocar y estudiar un glaciar colombiano”.

“La situación no es amarillista, es una realidad y es triste. Entonces, es una responsabilidad ética e institucional producir información para que las siguientes generaciones de colombianos y de latinoamericanos, conozcan lo que sucedió con nuestra criosfera”, sentenció.

En cuanto a la Sierra Nevada, Franco también recordó, indica El Colombiano, que “a finales del siglo XIX la Sierra Nevada tenía 83 kilómetros de masa glaciar y hoy solo tiene 6,5 kilómetros, es decir, ha perdido el 92 % de nieve”.

“Esta noticia es muy triste, pero es el reflejo del cambio climático en el mundo”, argumentó.

“La Sierra Nevada es la que más retroceso ha tenido en los últimos años ya que supera anualmente el registro y el promedio de pérdida de masa glaciar, que es del 3 % al 5 %, ya que su desaparición alcanza el 6 % y eso hace que el ecosistema esté en alto riesgo. De acuerdo con el panel internacional de cambio climático, con esta situación se evidencia que la atmósfera ha venido calentándose”, especificó.

El derretimiento de los glaciares

Todo lo vinculado a los picos nevados forma parte de una tendencia vinculada al calentamiento global.

Estos datos fueron difundidos durante la presentación del programa Monitoreo de Glaciares Tropicales Andinos, actividad que se realizó en Bogotá, Colombia, y financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Y no es solo Colombia el país afectado (la zona nevada es apenas el 2% del total de este territorio) por el derretimiento de los glaciares, sino que golpea a otros países de la región como Venezuela, Perú, Bolivia y Ecuador, pues el 99% de los glaciares en el mundo está en los Andes.

Pero la gran pregunta es, ¿alguien podrá revertir esta tendencia? Según muchos especialistas se trata de algo inevitable y es muy poco lo que se puede hacer para cambiar la pisada. Es aquí donde aparece una vez más la interrogante, ¿los niños colombianos -y los de otros lugares- llegarán a conocer los nevados?

Quizás la única respuesta de momento es motivar a hacer todo lo que se tenga al alcance de la mano para lograr, aunque sea mínimamente, ser protagonistas de la custodia de la creación en todo momento y lugar.  

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.