Aleteia

La devoción a san José, “in crescendo” a lo largo de la historia

Carlos andre Santos/Shutterstock
Comparte
Comenta

Un nuevo libro ayuda a descubrirle en el Evangelio

Basta echar un vistazo al número de títulos que cada año se publican sobre san José para detectar que la devoción al Santo Patriarca se mantiene e incluso crece en la Iglesia. El padre bueno y responsable de Jesús, el esposo de la Santísima Virgen, el hombre al que ‒desde un puesto de observador silencioso y trabajador eficaz‒ le fue concedido contemplar en la intimidad al mismo Dios hecho hombre y a su Madre, sigue despertando interés entre quienes quieren conocer más de cerca a Cristo y a María.

En los primeros siglos, los cristianos tuvieron en segundo plano al padre de Jesús. Las alabanzas de los Santos Padres se encaminaron a ensalzarle como “varón justo”, rodeando su silencio de abundantes virtudes. Pero esta devoción, que comenzó siendo una semilla recibida de la tradición vida de la Iglesia, se ha ido incrementando a lo largo de la historia.

El magisterio, la devoción por parte de los santos (santa Teresa de Jesús, significativamente), y los teólogos han ido profundizando en la vida del Santo Patriarca hasta alcanzar hoy una gran madurez.

Con agilidad y soltura, Pedro Beteta presenta en un libro de nuevo a san José a partir del Evangelio, añadiendo los lógicos apoyos en textos pontificios y autores josefinos consagrados, que ilustran su vida y completan lo únicamente intuido.

No falta doctrina y tampoco piedad a lo largo de los trece capítulos en que va desplegándose la existencia, el tránsito y la glorificación del entrañable carpintero de Nazaret.

En esta reflexión, que sirve para la meditación personal y para la mejora doctrinal del lector, el autor presta especial atención a textos contemporáneos, tanto de san Juan Pablo II como de Ssn Josemaría Escrivá, de quien se conoce la gran devoción que tuvo al esposo de la Virgen María.

Beteta profundiza en la razón por la que hay tan pocos datos sobre san José, en la idea de que “los silencios también hablan”. Se extiende en la constitución del matrimonio entre María y José y se detiene en cómo la Anunciación da un nuevo contenido a ese matrimonio.

Siempre de la mano de los textos evangélicos, aporta una meditación acerca de la virginidad de José y ofrece luces sobre su tarea profesional. La vida en Belén, la huida a Egipto, el regreso a Nazaret, su muerte y su glorificación son los siguientes episodios biográficos que presenta para la consideración.

Es evidente que el libro se ha publicado en el momento oportuno: justo en coincidencia con lo que podríamos llamar “tiempo de san José”, que abarca el mes de marzo, por aquello de la celebración de la fiesta grande del 19 de marzo.

Compra aquí el libro

Ediciones Palabra
Newsletter
Recibe Aleteia cada día