Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 30 julio |
San Pedro Crisólogo
home iconEstilo de vida
line break icon

Chismes, chismes y más chismes

Luz Ivonne Ream - publicado el 05/03/17

Piensa: si no es verdad, ni bueno, ni necesario, olvídalo

Los chismes sólo pueden ser parados por personas emocionalmente inteligentes que han descubierto que tienen una vida propia tan sensacional y maravillosa que no les interesa meterse en las vidas ajenas.

¿Qué hacer cuando esa “amiga” viene a decirte algo malo que dijeron de ti? Contestarle: “No me digas que mal hablaron de mí; mejor dime por qué se sintieron tan a gusto haciéndolo contigo”. O bien: “Lo que has oído de mí podría ser tan cierto o tan falso como la persona que te lo ha contado. No me interesa escucharte”.

Alguien que de verdad te ama y es tu amigo, jamás prestará oídos ni permitirá que tu nombre esté en boca de nadie. Mucho menos vendrá a decirte algo que sabe que te va a doler. Un amigo te defiende a morir sin ser necesario que tú lo sepas porque no necesita con esto probarte cuánto te quiere.

¿Y cuándo vienen a hablarte de alguien más? Cerrar oídos. Podríamos pensar que cuando alguien viene a contarnos el chisme de un tercero, no tiene nada de malo. Total, sólo escuchamos. ¡Pues no! Sí tiene mucho de negativo porque no sólo afecta a ese tercero de quien se habla sino el alma y el bienestar de quien lo escucha y de quien lo emite. Mi espíritu y mi bienestar la estoy llenando de toxinas y porquería. Los chismes son basura y la basura se tira en el basurero. ¿Acaso tú eres un basurero?

Aún hoy en día me impresiona en cómo usamos la palabra, la lengua como un arma de destrucción masiva. Ojalá sólo la usáramos para construir y no para destruir, para beneficiar y no para dañar. Hay personas que no traen dentro de su boca una lengua, sino una pistola.

Para los creyentes que vivimos la piedad de recibir la Eucaristía, la lengua es nuestra patena sagrada, la parte de mi cuerpo donde sostengo a Dios, a Jesucristo vivo por unos instantes. Como puede ser posible que aún después de haber tenido a Dios en mi lengua con esa misma sea capaz de maldecir, deshonrar y perjudicar, dañar a terceros, desprestigiarles, quitarles la honra y cooperar para acabar con su reputación por medio de chismes, falsos y calumnias.

Nada, ni un tsunami, ni un terremoto puede ocasionar tanta destrucción, tanto dolor y sufrimiento como las palabras malintencionadas cargadas de chisme y dolor, condimentadas con calumnias y juicios temerarios equivocados que los seres humanos (porque no se les puede llamar personas) nos hacemos unos contra otros.

Dictamos sentencia y condenamos por el mal hábito de prestar oídos y escuchar una sola parte de la historia y no nos detenemos a pensar que, si de verdad queremos hacer un juicio, aunque no sea nuestro derecho, hay que escuchar ambas partes.

Un famoso dicho reza: “Las mentes grandes hablan de ideas, las mentes medianas hablan de eventos y las mentes pequeñas hablan de los demás”. Ahora yo te pregunto, ¿de qué tamaño es tu mente? O más bien, ¿tú de qué hablas? Porque, definitivamente, lo que de la boca sale, del corazón proviene y con la vara que mides, serás medido.

El tener boca no te da derecho a decir todo lo que piensas. Lo que sí tienes es el deber de pensar todo lo que dices. Utiliza esa maravillosa coladera con la que ya viene equipado y que se llama “inteligencia” y piensa antes de hablar. Haz uso de tu sentido común y por “justicia” antes de repetir cualquier información pásala por las 3 puertas básicas:

– La primera puerta es la de la VERDAD. ¿Estás seguro que lo que vas a decir es la verdad en todos sus puntos?
– La segunda puerta que es el AMOR y la BONDAD. ¿Lo que quieres decir es por lo menos amoroso y bueno, de beneficio para todos?
– La tercera puerta es la NECESIDAD. ¿Es necesario que cuentes eso? ¿Tienen que saberlo? ¿Va a servir de algo?

Piensa: si no es verdad, ni bueno, ni necesario, entonces olvídalo.

“Las malas lenguas matan a tres: al que la dice, al que las escucha y al que es objeto de la calumnia”. ¿Qué eliges? Ser uno más que contribuya a generar contaminación emocional en el mundo o ser único e impecable hasta en tu manera de hablar. Si lo que vas a escuchar y/o a decir no suma entonces “no oigo, soy de palo tengo orejas de pescado” y mejor “shhh” porque calladito te ves más bonito.

Tags:
comunicacionrelaciones amorosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Claudio de Castro
Cómo salvar nuestras almas en el último instante
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
5
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.