¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El papa Francisco envía obispo a Santuario de Medjugorje, apariciones aún en estudio

© Sabrina Fusco / ALETEIA
Comparte

Una misión pastoral, no inquisidora

El papa Francisco desea atender a las necesidades pastorales de los peregrinos de Medjugorje, ubicado en Bosnia Herzegovin, desde hace 35 años escenario de peregrinaciones movidas por unas apariciones marianas que son investigadas por la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano.

Así, ha nombrado a Henryk Hoser, arzobispo de Varsovia-Praga en Polonia, para que viaje en calidad de “enviado especial de la Santa Sede”. La tarea es “profundizar en los conocimientos de la situación pastoral de esa realidady, sobre todo, de “las exigencias de los fieles”.

Protector de la devoción popular (teorizada por la Teología del Pueblo), el papa Francisco con este gesto manifiesta su atención por quienes viajan en peregrinación a fin de sugerir eventuales “iniciativas pastorales para el futuro”.

Misión pastoral, no inquisidora

De modo que, como se precisa en el comunicado de prensa, es una “misión pastoral”. Así, Francisco delinea la función del arzobispo polaco que se aleja de ser la de un ‘inquisidor’, y, por otro lado, el tiempo de la tarea encomendada: “antes del próximo verano europeo”.

Se trata de una labor específica, breve y temporal, pues está previsto que Hoser siga ejerciendo su oficio pastoral de arzobispo-obispo de Varsovia-Praga, esto también para hacer caer rumores y noticias infundadas alrededor de Medjugorje y de la investigación que aún no se cierra sobre las apariciones de la Virgen María desde 1981.

El papa Benedicto XVI abrió la investigación en 2010 y la confió al cardenal italiano Camillo Ruini, quien entregó al papa Francisco en 2014 un documento “secreto” sobre las investigaciones realizadas.

El director de la Oficina de Prensa, Greg Burke, ha aclarado que no se trata de una continuación de la investigación de Ruini, una investigación que no debería ser considerada como un sobresalto para los peregrinos y su devoción.

El nombramiento de Hoser es un “signo de atención del Santo Padre hacia los peregrinos: el objetivo no es inquisitorio, el enviado no atenderá cuestiones sobre las apariciones marianas, que son de competencia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y estará en comunicación con el obispo diocesano, los frailes menos franciscanos – a quienes les ha sido confiada la parroquia de Medjugorje – y los fieles del lugar”, explica Burke.

En estudio 35 años  de apariciones marianas 

La situación es compleja respecto a las relaciones instituciones entre el obispo local (Mostar), Ratko Peric, y los franciscanos que atienden a los peregrinos. El obispo Peric tiene una posición crítica sobre la gestión de las apariciones a la espera de una oficialización vaticana de los resultados de la última investigación.

El cardenal Ruini había propuesto como hipótesis que el santuario dependiera directamente de la Santa Sede para evitar disputas o desacuerdos.

En este contexto, el enviado pastoral del Papa, Henryk Hoser, deberá atender las necesidades de las personas, muchas de ellas enfermas, que visitan Medjugorje y, al mismo tiempo, crear un nexo institucional entre la Santa Sede, el obispo y los franciscanos.

“Estamos por tomar decisiones y luego serán comunicadas. Por el momento, se dan solo algunas indicaciones a los obispos”, declaró el Papa el pasado 6 de junio 2015, cuando se refirió, respondiendo a los periodistas en el avión que le llevó de vuelta de Sarajevo a Roma, al gran interés que suscita el juicio del Vaticano sobre el fenómeno de las apariciones de la Virgen María en Medjugorje (Bosnia).

En esta línea, Benedicto XVI y Juan Pablo II durante sus pontificados fueron cautelosos y respetuosos de toda devoción mariana. En el libro del cardenal Dziwisz, He vivido con un santo, sobre Medjugorje, el Papa polaco dimensiona la cuestión al “discernimiento espiritual”, además por tratarse de una cuestión difícil por sus matices grises.

Por ello, desde entonces, la Congregación para la doctrina de la fe tiene la batuta sobre el caso, y en continuidad, Benedicto XVI, reafirmó el deseo de verificar las apariciones.

Los videntes nunca fueron recibidos en audiencia por el papa Juan Pablo II ni por Benedicto XVI. En Vaticano percibe con respeto la oración, la penitencia y la conversión que emanan de Medjugorje. Sin embargo, todos los papas hasta ahora han mantenido una “sana distancia”.

El papa Francisco también quiere ver el cuadro completo, pero el juicio final sobre las apariciones – a razón de que es una visita pastoral, la del enviado papal- no llegará en este verano europeo.

La investigación en la Congregación para la Doctrina de la Fe sigue adelante y es un tema complejo porque además no hay precedentes iguales. Hay seis videntes vivos que dicen recibir y haber recibido miles y miles de mensajes de la Virgen María en más de tres décadas.

Curiosidad malsana por las apariciones de la Virgen

Entretanto, la voz de pueblo sobre Medjugorje es contrastante entre los fieles súper devotos y los que claman al “negocio” alrededor del santuario. Por lo demás, esta polémica también la reciben santuarios con la bendición oficial del Vaticano y del Papa como es el caso de Fátima, porque en las calles adyacentes hay hoteles de varias clases y tiendas para turistas.

Al respecto, el papa Francisco, en noviembre de 2013, en su homilía en Casa Santa Marta, advirtió sobre la curiosidad malsana por las apariciones de la Virgen.

“Yo conozco un vidente que recibe cartas y mensajes de la Virgen”, dijo al referirse a esas personas que alimentan una visión poco pía de superstición. Y añadió que la Virgen María es Madre de todos y no una “oficina de Correos que envía mensajes todos los días“.

Logo del Viaje del Papa a Fátima

Por otro lado, ha sido publicado recientemente el logo de la próxima visita del papa Francisco a Fátima prevista para los días 12 y 13 de mayo de 2017, en la conmemoración del centenario de las apariciones marianas en el santuario portugués. El logo es “simple” y “claro” como lo ha pedido Francisco.

El peregrinaje de Francisco a Fátima está centrado en el tema “Corazón Inmaculado de María”. Por ello, representado está en el logo un “corazón en doble elipse simétrico y convergente que representa “pureza”. La cruz del Rosario, en cambio, representa la misericordia del Padre y el “sufrimiento” del hijo en la Cruz.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.