Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 18 junio |
Santos Marco y Marcelino
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Religión y medicina de la mano?

Igor Precinoti - Vanderlei de Lima - publicado el 31/01/17

Diversos estudios están demostrando que los pacientes religiosos presentan resultados diferentes en sus enfermedades

Durante milenios, en todos los pueblos de la humanidad, la historia de la medicina se confundía con la historia de la religión. En las tribus primitivas, los curanderos también eran líderes espirituales (chamanes, payés, etc.) y las enfermedades se asociaban a castigos divinos.

Con la evolución de la ciencia médica, los hombres entendieron que las enfermedades no eran causadas por “dioses rebeldes”, o por otros pecados humanos, entonces los antiguos sacerdotes perdieron sus puestos de curanderos y el cuidado de los enfermos empezó a realizarse por los médicos.

Sin embargo, incluso con esa separación, el matrimonio entre la medicina y la fe siguió existiendo: los primeros hospitales de Occidente, por ejemplo, fueron construidos por organizaciones o por órdenes religiosas y durante la Edad Media, sobre todo, los médicos, con frecuencia, eran miembros del clero.

En Brasil, en la época en la que el sistema de salud público no garantizaba el acceso a la atención médica a todos los ciudadanos, las “Santas Casas”, hospitales creados y mantenidos por la Iglesia, ofrecían cuidados médicos a aquellos que no tenían posibilidad de pagar por su tratamiento y eran excluidos del sistema de salud pública.

Mientras tanto, con el avance de la ciencia y las tecnologías, la medicina se transformó, el mecanismo de las enfermedades y las infecciones fueron comprendidas mejor, nuevos medicamentos desarrollados y las técnicas quirúrgicas se perfeccionaron. Enfermedades antes incurables empezaron a tratarse, cirugías antes imposibles se volvieron cotidianas, el individuo que, en el pasado, moría a los 60 años hoy sobrepasa los 80.

Con esta rápida evolución en el área de salud, el matrimonio entre medicina y religión parecía haber llegado a su fin: los médicos, en un número considerable, comenzaron a ignorar las convicciones religiosas de los pacientes, las administraciones de los hospitales y las Santas Casas pasaron a la sociedad laica, la religión dejó de tener un papel primario en el proceso de enfermedades o de tratamiento de los enfermos.

La Iglesia, sabia y complaciente, no se rebeló por tener un papel secundario en este complejo arte de curar. Asumió su lugar de proveedora de consuelo emocional y espiritual a los pacientes, dejando el tratamiento específico de las enfermedades a la ciencia, esperando que ésta siempre respete la ley natural moral.

Sin embargo, diversos estudios están demostrando que los pacientes religiosos presentan resultados diferentes en sus enfermedades como hospitalizaciones más cortas, menor consumo de analgésicos y menos incidencia en algunas enfermedades.

Fueron tantas las publicaciones que, en 2012, los investigadores de la Duke University Medical Center, en Estados Unidos, realizaron una encuesta y observaron que el número de estudios y publicaciones relacionando salud y religiosidad se multiplicaban anualmente y observaron cuestiones interesantes como menores índices de depresión, suicidio y abusos de sustancias como el alcohol y las drogas entre personas de fe.

Solamente estos datos ya serían lo suficientemente importantes, pero los estudios fueron más allá: demostraron que la religiosidad influenció positivamente en el desenlace de enfermeddes orgánicas como enfermedades cardiacas: personas religiosas son menos propensas a tener enfermedades coronarias (infanto) y cuando sucede, presentan menos secuelas tras el infarto.

Hipertensión: estudios demostraron que personas religiosas tienen niveles menos de presión arterial y riesgo menor de tener un accidente vascular cerebral (AVC o derrame). Estudios también comprobaron que los individuos más religiosos tenían menos posibilidad de desarrollar cáncer, o cuando la desarrollaban poseían mejores condiciones de curación.

La lista continúa, con resultados positivos observados en los casos de enfermedades endocrinólogas, inmunológicas y hasta en el Alzheimer, pues estos estudios subrayan que la Iglesia pronto dejará de ser secundaria para volver a ser protagonista en esta pieza importante de la vida humana. Parece que el matrimonio entre medicina y fe está en vías de reanudación, después del divorcio cientificista (sólo la ciencia tiene respuestas para todo).

Con todo esto, quien se beneficia somos todos nosotros seres psicosomáticos, es decir, compuestos de cuerpo (soma) y alma (psique), merecedores de cuidado y atención.

Tags:
almacienciacuerpoenfermedadfeiglesiamedicamentosmedicinareligiónsalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
6
SERCE JEZUSA W AUSCHWITZ
J.P. Mauro
La celda 21 de Auschwitz todavía tiene grabado un Sagrado Corazón
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.