Aleteia

María, Madre mía, guíame, cuídame y protégeme

Comparte
Comenta

Una canción a la advocación más antigua y Navideña de la Virgen

Con esta canción, Miguel Ángel, acude a la Virgen María, para pedirle consuelo y protección ante la adversidad y las dificultades en nuestro caminar en la Tierra, en ese peregrinar de la vida, donde nos acompaña, aconseja y sostiene con todo su amor maternal.

María, es Madre de Dios y Madre nuestra, y con ternura le pedimos que nos acerque a Dios, para entregarle todo lo que somos, todo lo que soñamos, todo lo que anhelamos, que nos abra el corazón para que cada día aumente un poquito más nuestra fe y podamos estar más cerca de su Hijo.

La fiesta mariana más antigua que se conoce en Occidente es la de “María Madre de Dios”, y con esta canción, celebramos su presencia con nosotros, su consuelo, su protección y su amor.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día