Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 03 agosto |
San Eusebio de Vercelli
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Por qué el silencio puede destruir tu relación?

VectorLifestylepic/Shutterstock

Psiconlinews - publicado el 02/01/17

Intentar resolver las cosas a través del silencio no adelanta nada

A lo largo de los años que me vengo dedicando a la terapia matrimonial, he descubierto que la forma en que los matrimonios pelean, muchas veces es el silencio. A veces sólo una de las partes evita los temas de conversación, pero la mayoría de las veces son ambas partes.

De cualquier manera, intentar resolver las cosas a través del silencio no solucionará nada. Esa solución no es sana, principalmente por la ausencia de intimidad verbal y emocional que tiene lugar durante la pausa. A menos que seamos capaces de comunicarnos a nivel extra sensorial o a través del lenguaje corporal, las palabras son las únicas herramientas disponibles para resolver un conflicto.

No tiene mucho sentido, cuando se mantiene una relación, el recurrir al silencio. Además de sabotear la vida del matrimonio, el silencio también sofoca la necesidad de expresarse de los dos. Cuando puedes expresar tus sentimientos libremente, las oportunidades de expresarte de forma incorrecta son mucho menores. Los malos sentimientos, cuando son reprimidos, pueden causar problemas, porque durante el tiempo en que el matrimonio no se comunica, el sentimiento malo puede crecer y, al final, el motivo de la pelea ya no importará tanto como lo que se está sintiendo en ese momento.

Contar a alguien que estás enfadado y explicar el porqué, generalmente, cortará el efecto de la rabia. Además, la falta de verbalización y la represión de los sentimientos, a lo largo del tiempo, hace que acumules un resentimiento profundo hacia tu pareja. Si no compartes de forma apropiada tus sentimientos, se externalizarán de una forma u otra, pero después de entrar en una espiral de negatividad y silencio.

El silencio es control

Cuando pensamos sobre cómo controlar a otras personas, vienen a nuestra mente imágenes de individuos altos o agresivos, pues pensamos que estos consiguen ejercer una forma de control sobre los demás. Pero esa no es la única forma de mantener el control sobre alguien. Hay una forma de control mucho más insidiosa que puede llevarse a cabo a través del silencio.

Cuando no compartimos nuestros pensamientos con los demás es porque estamos, aunque sea inconscientemente, intentando obtener un cierto control de la situación. A través del silencio podemos controlar el comportamiento y las reacciones del otro. Las personas generalmente sienten más recelo a manifestarse cuando el otro está en silencio, pues no saben cómo reaccionar frente a la situación, y su tendencia es también mantenerse en silencio.

Cuando recurrimos al silencio creamos um monólogo interno en el cual inventamos suposiciones sobre cómo el otro actuaría si compartiésemos lo que queremos decir. En otras palabras, hacemos un guión entero en nuestra mente presumiendo cómo reaccionaría el otro. Cuando hacemos esto quedamos estancados, aunque imaginemos que estamos haciendo algún progreso, pues ese diálogo imaginario sucede sólo en nuestro interior. Si no traducimos ese diálogo en acción, el guión nunca saldrá de nuestra mente y la conversación nunca se producirá.

En ciertas ocasiones, el silencio es usado como forma de castigo. Cuando el silencio está impregnado en la relación, es difícil buscar una oportunidad para resolver el problema, pues obstruye todas las oportunidades. En estos casos, el silencio está sendo usado para controlar el comportamiento del otro, actuando como un bloqueador de pensamientos y sentimientos que nos priva de la posibilidad de tener un diálogo auténtico.

Además de crear un obstáculo gigante entre el matrimonio, esa situación es pésima para la salud de la relación. El silencio, en algunos casos, puede llevar incluso a la desesperación y a la depresión. Sofoca la relación, es altamente destructivo, pues la expresión de la voz es una afirmación de la vida. Las personas que generalmente prefieren el silencio pueden intentar defenderse, diciendo que “no sirve de nada hablar, pues el otro no me escucha”, o que «todo lo que diga será usado en mi contra”, pero aunque esta actitud sea comprensible, es altamente perjudicial.

No es necesario quedar atrapados en las arenas movedizas del silencio, podemos aprender la habilidad de escuchar y ser escuchado por el otro, de esa forma no tendremos más problemas como el silencio. Aprender a escuchar y ser escuchado puede parecer difícil, pero como todas las habilidades, es algo que puede aprenderse.

(Raquel Lopes, via Psiconlinews)

Tags:
amor de parejasilencio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
5
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
6
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
7
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.