Aleteia

Maristas: 200 años trabajando en el proyecto de la fraternidad

© DR
Comparte
Comenta

Los Maristas continúan trabajando por hacer del mundo un mundo mejor

Hace doscientos años, un 2 de enero de 1817, Marcelino Champagnat fundó en la Valla (Francia) el Insituto Religioso de Hermanitos de María. En 1863 la Santa Sede lo aprobaría con el nombre de Hermanos Maristas de la Enseñanza. Hoy, más de 3.500 hermanos, diseminados en 81 países de los cinco continentes, celebran este acontecimiento. Junto a ellos, más de 72.000 laicos maristas y 654.000 niños y jóvenes a los que atienden.

Marcelino Champagnat fue un apasionado por el Reino de Dios y entendió que el proyecto de Dios se expresa en el bien del hombre y de la mujer. Fue un místico en acción. Su convicción: “Amar a Dios y afanarse en darlo a conocer y hacerlo amar, ésa ha de ser la vida de un hermano”. En estos doscientos años los Maristas siguen llevando hasta el extremo esta intuición.

Ejemplo de esta intuición es lo vivido por los Hermanos Maristas en la persecución religiosa en España durante los años treinta del siglo XX. Muchas de sus casas fueron incendiadas y saqueadas, y las profanaciones de capillas y objetos sagrados fueron innumerables.

Pero no son historias del pasado. Actualmente los Hermanos Maristas se encuentran en 81 países de los cinco continentes y siguen amando a Dios y ofreciendo su cercanía ante el sufrimiento de la población con la que viven. Ejemplo de ello son los Maristas en Alepo (Siria) que han sido denominados “Maristas Azules”. Viven en medio de la guerra de Siria y muestran el sufrimiento de los muertos y desplazados en el país.

Para saber más:

¿Somos héroes? No, somos solamente maristas

 

 

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día