Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 17 enero |
San Antonio Abad
home iconEspiritualidad
line break icon

La Navidad comienza por una palabra y dos silencios

jill111

Oleada Joven - publicado el 18/12/16

Oración para prepararnos para la Navidad

La Navidad comienza por una Palabra y por dos silencios.
Comienza por una Palabra creída y escuchada.
Porque el Ángel le habló a María.
Y María escuchó y creyó.
Porque a José el Ángel también le habló.
Escuchó y creyó.

Los dos escucharon a Dios por medio del Ángel.
Y los dos no entendieron nada.
Y los dos creyeron en la Palabra.
Hay palabras que solo se escuchan en silencio.
Hay palabras que solo se pronuncian en el silencio.
Y hay silencios que dicen más que las mismas palabras.

En Belén Dios se hace Palabra.
Es Palabra encarnada.
“Y la Palabra se hizo carne”.
“Y la Palabra habitó entre nosotros”.
Pero antes, la Palabra se hizo silencio de fe en María y en José.

Mientras ella calla, José se ve envuelto en la nube de sus dudas.
Y mientras María vive en silencio el misterio de Dios en ella,
José:
contra lo que ven sus ojos y
contra su experiencia de cómo se hacen los hijos,
cree también en el misterio.
“Y la recibió en su casa”.

La Navidad es misterio de fe.
Sólo con la fe se puede vivir el misterio navideño.
Porque si fue necesaria la fe del comienzo,
también la fe se hace necesaria para entender lo que ahora contemplan sus ojos.
Les hablan del “Hijo de Dios”
y sus ojos sólo ven un niño como los demás niños del mundo.

Hay cosas en la vida que nunca lograremos entender y que sin embargo podemos creer.
Hay cosas en la vida donde los ojos ven una cosa, y el corazón tiene que creer otra.
Hay cosas en la vida difíciles de entender y tan difíciles de explicar a los demás, porque cada uno vive su propio misterio.
La Navidad dice poco si la vemos solo por fuera.
Para que la Navidad pueda decir algo a nuestro corazón es preciso vivirla desde la fe. Los adornos navideños pueden ser una expresión de nuestra alegría, pero la verdad está escondida y hay que descubrirla.

Que tendemos dudas en la vida ¿Quién lo duda?
Pero esa noche no lo es todo.
Tenemos que esperar a la luz que despierta la mañana.

Como José, llevemos todos estos días a María esperando al Niño.

Por Clemente Sobrado C.P

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

Tags:
almajesucristonavidadoracionvirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
POPE FRANCIS,ASH WEDNESDAY
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Cómo será la imposición de la ceniza en la é...
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preg...
WOMAN
Ary Waldir Ramos Díaz
El papa Francisco autoriza que las mujeres pu...
CHRISTMAS ORNAMENT
Tom Hoopes
Oración para quitar los adornos de Navidad
Catholic Link
¿Eres madrina o padrino? ¿Sabes lo que signif...
MARY AND JOSEPH
Philip Kosloski
Fiesta de los Santos Esposos celebra el matri...
LONELY MAN,BEACH
Redacción de Aleteia
8 grandes santos que tuvieron depresión, pero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.