¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El primer retrato de Jesús podría estar en este códice de más de 2000 años

Imagen: Gary Patton, Flickr.
Comparte

Hallados en una cueva al norte de Jordania, está compuesto de laminillas de plomo

Hace más de una década, en una cueva al norte de Jordania, el beduino israelí Hassan Saeda descubrió veinte códices hechos de laminillas de plomo, unidos por argollas de metal, en las que se aprecia el que podría ser el primer retrato conocido de Jesucristo.

Desde entonces, estos códices han sido objeto de polémica (muchos académicos han sostenido que son abiertamente una falsificación), y también han sido sometidos a distintas pruebas –dirigidas por los investigadores Roger Web y Chris Jeynes, de la universidad de Surrey, en el Reino Unido- para comprobar su autenticidad.

Finalmente, después de casi diez años de estudios, se ha determinado que tienen efectivamente entre 1800 y 2000 años de antigüedad. Esto los convierte en los documentos más antiguos del mundo –aparte de los Evangelios, claro está- en los que se nombra a Jesucristo.

Las pruebas incluyeron no sólo análisis químicos del plomo de las tablillas –a los que se les comparó con muestras de plomo romano de la época- sino además la lectura paleográfica de los textos escritos en paleo-hebreo, en los que se nombra a Jesús, al que se refiere como “tékton” –esto es, un artesano carpintero-, y a los apóstoles Pedro, Santiago y Juan.

Para saber más sobre este hallazgo, puede consultar la nota publicada por el diario La Vanguardia en este enlace.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.