Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 26 febrero |
San Luis Versiglia y san Calixto Caravario
home iconEspiritualidad
line break icon

Lo eterno se esconde en lo efímero, ¿sabes descubrirlo?

martinak15-cc

Carlos Padilla Esteban - publicado el 14/11/16

No quiero quedarme sólo en la superficie de las cosas

Me gustan las cosas bellas. Me detengo espontáneamente ante la belleza. Me gusta esa belleza que hoy es y mañana desaparece. Es verdad.

La belleza visible en las flores, en los bosques, en la naturaleza. Me gusta detenerme y contemplar el balanceo de las ramas de los árboles mecidos por el viento. La belleza de las aguas del río, del mar, de una fuente.

La belleza de las obras de arte que me conmueven. Porque un pincel, una mano, una mirada, supieron reflejar de forma visible una belleza que me habla, no sé cómo, de la belleza eterna. Esa belleza temporal me conmueve.

La belleza humana. De los hombres en sus aspecto físico, en su alma bella. La belleza ya madura. La belleza joven. Me impresiona esa belleza temporal y eterna al mismo tiempo. Lleva en sí guardada la semilla de lo eterno, que se mantendrá más allá del tiempo. Por eso me detengo en lo pasajero.

Calmo el alma mirando la belleza hoy. Sé que no importa tanto, porque es pasajera. Pero esa belleza del momento, del instante, del aquí y el ahora, me llena de infinito. De una presencia divina que calma mi sed, por un momento.

A veces corro el riesgo de dejar pasar de largo la belleza eterna mirando lo caduco. Y me quedo absorto contemplando las hojas caídas del otoño. No fijo mi mirada en las que permanecen. No le doy tanto valor a su perseverancia.

Valoro más esas hojas que se han teñido de rojo antes de caer sin vida. Me parecen tal vez más heroicas, más valientes, más audaces. Y me olvido de lo eterno. Quiero aprender a ver lo eterno escondido en lo caduco. Lo que permanece en lo que deja de existir.

Quiero mirar en lo profundo salvando la apariencia. Con ojos más hondos. No quiero quedarme sólo en la superficie de las cosas. Quiero descubrir la belleza en la persona amada. Su belleza oculta, su belleza en forma de semilla aún por germinar.

Quiero calar hondo. Tocar lo más profundo. Quiero sufrir cuando la belleza aparente del momento caduque ante mis ojos. Y elevarme entonces. No quiero quedarme en la superficie de las cosas. En su belleza caduca. Miro más hondo la belleza oculta. Entre los muros. En lo escondido.

Hay personas, lo sé, que tienen el don de ver la belleza escondida en las almas. No se quedan en su aspecto, no les detienen sus prejuicios. Se adentran sin miedo superando sus recelos. Cavan hondo y encuentran la belleza oculta. Dos velas iluminan lo más bello. Oculto para los hombres que se conforman con lo que vaga por la superficie.

Es tan sencillo en teoría. Pero yo me quedo con frecuencia atado a lo que muere. Sostenido en lo que no perdura. Y no soy capaz de ver lo bello eterno. Lo que sólo Dios percibe.

Quiero tener ese don, esa mirada profunda. Para no contentarme con lo que no llena mi alma. Para saber ver a Dios en lo no aparente. Para ver la luz entre las sombras. Y descubrir a Dios entre mis manos mortales.

Tags:
belleza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.