Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Su rostro quedó desfigurado por el cáncer, pero este médico le cambió la vida

capture-PTV.pe
Comparte

Un dentista peruano diseñó una prótesis 3D utilizando una fotografía sacada con un smarthpone

El espejo casi no puede reproducir lo que vivió cuando lucía un agujero en su mejilla. El cáncer en la boca que le diagnosticaron en 2008 destruyó parte de su tejido facial. La marca que dejó el tumor fue gigante. Carlito Conceição debía aprender a convivir con las secuelas de un canciroma maxilar, forma agresiva de cáncer ubicado en la parte superior de su boca.

Le extirparon el ojo, y parte de la nariz, además del labio superior. A sus 54 años el brasilero padecía devastado sumido en la depresión. El cáncer instalado en su organismo no lo dejaba vivir. Se había convertido en el centro de atracción por las calles. La prótesis que utilizaba se percibía fácilmente.

Sin embargo, la prótesis de silicona acabada a mano, que ahora lleva en el rostro, lo ha convertido en el primer hombre en el mundo que lleva en la cara una imagen en 3D, de la parte que había perdido, producida por un smartphone.

El dentista de la esperanza

Aun sin poder combatir las secuelas del agresivo mal, el rumbo de su vida cambió cuando en su camino apareció el médico peruano Rodrigo Salazar, especialista en rehabilitación maxilofacial, quien a sus 28 años se ha propuesto devolverles la esperanza a los sobrevivientes de cáncer a través de un prototipo de prótesis digital impreso en 3D, generado a partir de una serie de fotografías tomadas desde un smartphone.

Luego de editar la información proporcionada por el dispositivo digital a través de un aplicativo libre, que transforma las fotos en modelos virtuales 3D, se fija el molde que será impreso. Los casos de incidencia de cáncer de cabeza y cuello en el mundo son 550.000, según una investigación realizada por “La Unión Internacional de control del Cáncer” en 2014.

Cuando la enfermedad mutila el rostro los pacientes pierden sus funciones vitales (hablar, respirar, comer) y sobre todo la posibilidad de interactuar en la sociedad. “En Latinoamérica el tratamiento es desatendido, resulta muy costoso subvencionar el servicio en algunos países y por eso existe mucha demanda en las poblaciones de extrema pobreza”, detalló el médico para Aleteia.

Rehabilitación facial desde un smartphone

A nivel mundial solamente son 200 los médicos especialistas que se dedican al diseño de este tipo de ortopedias. “Me embarqué en esta aventura con la intención de diseñar prótesis faciales a través de un programa nacional que busco implementar en Perú, para obtener una rehabilitación gratuita”, señaló. Y este es el objetivo del especialista radicado hace dos años en Brasil.

Con la participación del científico diseñador en 3D Cícero Moraes del equipo de rehabilitación maxilofacial de la Universidad Paulista (UNIP) en Sao Paulo, Rodrigo ha logrado perfeccionar la técnica de rehabilitación facial, reproduciendo los detalles propios de la anatomía humana, como arrugas o ciertas imperfecciones del rostro.

Con estos ajustes el prototipo de cera es cada vez más real. Con el tiempo Salazar espera imprimir en 3D la prótesis final y alcanzar a ver cómo se diseña e imprime luego de apretar un botón desde un teléfono celular. Incluso el paciente pueda repetir el proceso en casa, comentó el médico para un informe de la televisión peruana.

 

Equipo multidisciplinario de vanguardia

Desde hace 6 años el médico peruano trabaja en esta especialidad -tarea que se enmarca dentro de su tesis de maestría- en Sao Paulo implementando este método que, en su fase final, artistas clínicos voluntarios le otorgan los colores de la piel y la textura que requiere el prototipo para darle un acabado natural.

Para fijar la prótesis, el médico Luciano Dib, cirujano maxilofacial, colocó unos imanes acoplados a tres tornillos de titanio, incrustados debajo de la ceja de Carlito, padre de dos hijos, quien ahora ha vuelto a la vida, agradecido por esta hazaña científica.

El “protocolo ID” fue coproducido en la Universidad de Illinois en Chicago USA, a cargo de Rosie Seelaus, quien busca capacitar a más profesionales de la medicina en toda América del Sur, África, Asia y en lugares donde se carece de estos servicios de salud, como lo explica en un portal estadounidense.

¿Puede la tecnología mejorar la vida?

Gracias a este procedimiento de vanguardia, Conceição, el primer voluntario beneficiado, puede realizar su trabajo de vendedor sin mayor problema, además el aditamento facial le permite tomar una ducha, e incluso correr sin temor a que se desprenda.

Cuando cursaba su maestría en la Universidad Paulista, el médico peruano fue orientado en la realización del protocolo Plus ID (de más identidad) por el médico Luiciano Dip, integrante del equipo de especialistas de Brasil y Estados Unidos, que promueven esta alternativa de bajo costo, para los centros clínicos que no pueden acceder a una tecnología costosa.

No sólo el rostro de Carlito quedó restaurado, sino también su autoestima. Recuperó su trabajo y su libertad, pues vivía detrás de unas gafas todo el tiempo. El especialista peruano agradeció la colaboración del Centro Tecnológico de Información Renato Archeer ubicado en Campinas Brasil, para la aplicación del método en los hospitales.

 

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.