Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 12 abril |
San David Uribe
home iconActualidad
line break icon

El último acto: Hay vida antes de morir

Juan Orellana - publicado el 11/11/16

La necesidad de ser fecundo y disfrutar de la vida no caducan con la edad

El argumento de esta coproducción entre Inglaterra y Hungría dirigida por el húngaro János Edelényi, está escrito por los guionistas Gilbert Adair y Tom Kinninmont, y se centra en el personaje de un actor jubilado, el legendario Sir Michael Gifford (Brian Cox), que vive recluido en su mansión de campo.

Desde hace años sufre una enfermedad degenerativa que intenta ocultar al público, y se ha convertido en una persona intratable e irascible, que rechaza a todas las cuidadoras que su hija Sophia (Emilia Fox), y su ama de llaves, Milly (Anna Chancellor), le buscan. En un último esfuerzo contratan a Dorottya, una joven húngara, que secretamente aspira a convertirse en actriz. A pesar del temperamento de Sir Michael y de la desconfianza de su familia, el amor que ambos comparten por Shakespeare, les ayudará a afrontar un último acto.

La película nace de las experiencias personales del cineasta, tanto de la enfermedad como del exilio, y consigue combinar comedia y drama en una película nada sentimental, pero sí muy cercana al espectador. La película no es excesivamente original, ya que el contraste entre el anciano gruñón y el personaje joven que le reconcilia con la vida lo hemos visto muchas veces, declinado de muy diferentes modos.

Sin embargo, la película funciona bien, y resulta fresca e interesante, logrando eclipsar ese posible aire de dejá vú. A ello contribuyen, sin duda alguna, unos actores de la fuerza de Brian Cox y la joven Coco König, que llena la pantalla con su espontánea naturalidad. Un coro de secundarias de gran personalidad como Emila Fox y Anna Chancellor ponen el broche de oro a un gran reparto.

El último acto deja claro que los deseos humanos no se jubilan con la edad, y que la necesidad de ser fecundo y disfrutar de la vida no caducan. Sir Michael y Dorottya, a pesar de sus diferencias de edad y cultura, comparten la misma pasión por el teatro, y desde ahí podrán construir una pequeña historia común que será beneficiosa para ambos.

Tags:
cinecine espiritual
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.