Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 27 octubre |
San Evaristo, papa
Aleteia logo
home iconDesde Roma
line break icon

San Juan Pablo II le habla a Donald Trump y a Hillary Clinton

Bettman GettyImages -Patrimonio Designs Ltd/Shutterstock -COMP Aleteia Image

Judy Landrieu Klein - publicado el 07/10/16

Nuestros candidatos presidenciales podrían aprender algo del papa santo sobre cómo los "modelos de dominación machista" han creado el caos en el que nos encontramos

“El hombre, única criatura terrestre a la que Dios ha amado por sí mismo, no puede encontrar su propia plenitud si no es en la entrega sincera de sí mismo a los demás”. —Concilio Vaticano Segundo. Constitución Pastoral sobre la Iglesia en el Mundo Actual, 24.

¿A quién votarán los estadounidenses el 8 de noviembre? Esta parece ser la pregunta del millón de dólares en los días que corren. Muchas personas tienen la sensación de estar viviendo un ciclo absurdo de elecciones con dos candidatos a la presidencia inaceptables. El debate sobre a cuál de los dos elegir es aún de primordial importancia entre los católicos, que perciben que ninguno de los candidatos de los partidos principales representa una visión católica del mundo.

Aunque la confusión abunda, una cosa parece clara: ambos candidatos comparten el mismo problema fundamental. Ambos han construido sus proverbiales viviendas en base a lo que san Juan Pablo II llamó “modelos machistas”: sistemas de poder basados en un prototipo obsoleto y trastornado de “masculinidad” que rechaza el concepto de la “entrega sincera de uno mismo a los demás”, según la imagen de Cristo; en vez de eso, promocionan un control sobre los demás a cualquier precio, usando la agresión y la violencia cuando sea “necesario”.

En realidad, las palabras de san Juan Pablo II en relación a los “modelos machistas”, sobre los que habló el santo papa hace 20 años en su carta encíclica Evangelium Vitae (el Evangelio de la vida), distan poco de ser proféticas. Y es que sus palabras están encarnadas, de formas diferentes, en los programas y estilos de vida de ambos candidatos presidenciales:

1) Donald Trump, un macho ultra-alfa con un credo vital en la dominación radical tanto en el ámbito personal como en el económico y que ha abrazado totalmente un capitalismo desenfrenado y la descarada cosificación de las mujeres, entre otros elementos denunciados por Juan Pablo II.

2) Hillary Clinton, una hembra ultra-alfa con un credo vital en la dominación radical en el ámbito socio-político que ha promovido de forma agresiva políticas socialistas y la cosificación descarada de niños no natos, entre otros elementos condenados por Juan Pablo II.

Si personalizamos las palabras de san Juan Pablo II en el Evangelium Vitae y las dirigimos a cada uno de los candidatos, podrían decir algo como lo siguiente:

Querida Hillary,

En el cambio cultural en favor de la vida las mujeres tienen un campo de pensamiento y de acción singular y sin duda determinante: les corresponde ser promotoras de un “nuevo feminismo” (…), sin caer en la tentación de seguir modelos “machistas” (…). Vosotras estáis llamadas a testimoniar el significado del amor auténtico (…). Así, la mujer percibe y enseña que las relaciones humanas son auténticas si se abren a la acogida de la otra persona, reconocida y amada por la dignidad que tiene por el hecho de ser persona y no de otros factores, como la utilidad, la fuerza, la inteligencia, la belleza o la salud. Esta es la aportación fundamental que la Iglesia y la humanidad esperan de las mujeres. Y es la premisa insustituible para un auténtico cambio cultural”. —Papa Juan Pablo II, Evangelium Vitae, 99.

¿Y a Donald?

Querido Donald,

En síntesis, podemos decir que el cambio cultural deseado aquí exige a todos el valor de asumir un nuevo estilo de vida que se manifieste en poner como fundamento de las decisiones concretas —a nivel personal, familiar, social e internacional— la justa escala de valores: la primacía del ser sobre el tener, de la persona sobre las cosas. Este nuevo estilo de vida implica también pasar de la indiferencia al interés por el otro y del rechazo a su acogida: los demás no son contrincantes de quienes hay que defenderse, sino hermanos y hermanas con quienes se ha de ser solidarios; hay que amarlos por sí mismos; nos enriquecen con su misma presencia”. —Papa Juan Pablo II, Evangelium Vitae, 98.

Estas palabras son escalofriantemente certeras, ¿verdad? La razón es que hoy en día vemos el fruto maduro de la “cultura de la muerte” sobre la que el papa Juan Pablo II trató de evangelizar tan vehementemente durante su largo pontificado; una “cultura de la muerte” que ha crecido tan firme y flagrante que, en estos momentos, nos deja prácticamente sin voz —y sin voto—.

En mi opinión, sea quien sea a quien elijan los estadounidenses el 8 de noviembre, salen perdiendo. No podemos esperar ningún cambio social en favor de la vida de ninguno de los candidatos, no hasta que empiecen a entender que todos los seres humanos están hechos a imagen y semejanza de Dios, que “existen mutuamente ‘el uno por el otro’”, creados para amar y ser amados y llamados a ser gobernados por la ley suprema del amor. No funcionará ningún otro tipo de gobernanza. Y ninguna otra forma de gobernanza nos ofrecerá la libertad, la paz y la protección que anhelamos.

Tags:
estados unidosJuan Pablo IIpresidenteTrump
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
3
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
4
ABUSE
Pablo Cesio
La niña de 11 años embarazada tras ser violada que reabre el deba...
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Hardship of Life
Dolors Massot
Premio Siena Award a la fotografía de un refugiado sirio con su h...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.