Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 05 marzo |
San Juan José de la Cruz
home iconEspiritualidad
line break icon

Ante una tragedia, ¿y dónde estaba el Ángel de la Guarda?

Fernando Cárdenas Lee, Foyer de Charite - publicado el 01/10/16

Cuando Padre Pío se enfadó con su ángel de la guarda, y la respuesta que él le dio

En dos o tres ocasiones me ha ocurrido que después de haber predicado sobre los Santos Ángeles, se me acercan personas y me dicen: “Padre, lo que usted habla es muy bonito, pero ¿dónde estaba el Ángel de la guarda de mi hijo cuando sufrió ese accidente?, ¿dónde está el Ángel de la Guarda de los niños que sufren?”.

Es una pregunta que sale de un corazón adolorido, de un alma que busca iluminar su dolor y tristeza desde la fe.

Con este propósito, el de iluminar desde la fe aspectos de nuestra existencia y, en este caso en particular, el dolor y el sufrimiento, comparto contigo amigo lector estas pequeñas y sencillas reflexiones que espero ayuden a dar luz e iluminar este misterio profundo del sufrimiento humano.

C.S Lewis, escritor de lengua inglesa, nacido en Belfast, escribe en su libro El problema del dolor que “al vernos enfrentados al dolor, un poco de valentía ayuda más que mucho conocimiento, un poco de comprensión más que mucha valentía y el más leve indicio del amor de Dios más que todo lo demás”.

De acuerdo con el citado autor, el dolor debe ser abarcado desde “el más leve indicio del amor de Dios”.

Este indicio, esta presencia del amor de Dios lo señala, lo muestra y lo trae el Ángel de la Guarda, quien ve constantemente el rostro de Dios (Mt. 18,10) y quien es su portador y su mensajero; por ello, acercarse al Ángel es descubrir esos indicios del amor divino.

Es el Ángel el que trae el consuelo, pero no con meras palabras sino con la presencia del amor de Dios. De esta manera en momentos de dolor y de sufrimiento acercarse al Ángel es necesario para extender nuestra mirada a los planes amorosos de Dios.

Este compañero celestial está siempre atento para escucharnos y consolarnos, pero él sabe que el verdadero consuelo de nuestro corazón es Dios y por ello desea que elevamos nuestra mirada hacia Dios.

Sin embargo, el papel del Ángel no es solamente pasivo, el de señalar a Dios, sino que también tiene un papel activo en el dolor y en el sufrimiento.

De hecho, en algunas oraciones litúrgicas de algunos países en el himno de las Laudes para el 2 de Octubre, memoria de los Santos Ángeles custodios, se reza lo siguiente: “Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas ni de noche ni de día…en las sombras de la noche tiendes sobre mi pecho las alas de nácar y oro”.

La anterior oración nos enseña el papel del Ángel en momentos de dolor y de sufrimiento. Nos habla de “las alas de nácar y oro” que el Ángel extiende sobre las noches de nuestras almas, de nuestras vidas, cuando todo parece oscuro.

El nácar es una sustancia que las conchas producen cuando se introducen partículas de arena y que vienen a rayar, a causar herida en la concha. Lo interesante de este proceso natural es que el nácar no expulsa o destruye la partícula extraña que ha entrado, sino que la envuelve y la acoge produciendo una piedra preciosa: la perla.

Cuando la Iglesia recoge en el himno de las Laudes la expresión “alas de nácar” en la oscuridad de nuestras vidas, nos pone de presente el papel activo que está desarrollando nuestro buen Ángel de la Guarda: él no va a expulsar lo que te hiere, el lo va a envolver para que aquello que te está causando dolor y sufrimiento produzca una perla preciosa.

Y, ¿por qué el Ángel no expulsa lo que te duele y lo que te hace sufrir?  Como señalamos en líneas anteriores, los Santos Ángeles portan el mensaje del amor de Dios que ellos mismos contemplan y este amor ha alcanzado su mayor expresión en la Cruz, allí se unen la mayor expresión del amor y la mayor expresión del dolor y del sufrimiento.

Juan Pablo II ha escrito: “El sufrimiento humano ha alcanzado su cúlmen en la pasión de Cristo. Y a la vez ésta ha entrado en una dimensión completamente nueva y en un orden nuevo: ha sido unida al amor, a aquel amor… que crea el bien, sacándolo incluso del mal, sacándolo por medio del sufrimiento, así como el bien supremo de la redención del mundo ha sido sacado de la cruz de Cristo, y de ella toma constantemente su arranque” (Salvificis Doloris, n.18)

Este misterio de amor maravilloso lo han comprendido grandes santos, citemos dos:

Santa Teresita del Niño Jesús: Ella desarrolla una idea que es la de “la santa envidia” de los Ángeles. En un poema que dedica a Santa Cecilia un serafín explica este misterio a Valeriano: “Yo me abismo en mi Dios, contemplo Sus encantos, / mas no puedo por Él ni sufrir ni inmolarme; / pese a mi gran amor, por Él morir no puedo, ni siquiera llorar o dar por Él mi sangre…/ La pureza es del Ángel brillante patrimonio,/ jamás sufrirá eclipse su gloria inabarcable. / Sobre los serafines tenéis la gran ventaja / de sufrir y ser puros, vosotros, los mortales” (Poema 3). Otro serafín, que contempla al Niño Jesús en el pesebre y Su amor en la Cruz, clama al Emanuel: “¡Ay, por qué soy un Ángel,/ incapaz de sufrir?…/ Jesús, por un intercambio santo quiero morir por Ti!” (Los Ángeles en la cuna, escena segunda).

En una de sus cartas escribe: “Mi aleluya está impregnado de lágrimas… ¿Habrá que compadecerte aquí abajo, cuando allá arriba los Ángeles te feliciten y los santos te envidian? Tu corona de espinas los vuelve celosos. Ama, pues, esos pinchazos como prendas de amor de tu divino esposo” (Carta 120, septiembre 23 de 1890)

El Padre Pío: Después de haber sufrido un ataque del demonio, se enfada con su Ángel porque no había estado allí para defenderle. San Pío lo escribe así:

  • 1
  • 2
Tags:
angel
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
3
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
6
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
7
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.