Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 17 septiembre |
Santa Hildegarda de Bingen
home iconActualidad
line break icon

Las brillantes luces de la Edad “oscura”

Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=453736

Del De multiplicatione specierum de Roger Bacon.

Daniel Esparza - publicado el 27/09/16 - actualizado el 17/05/17

Cuando las estructuras educativas del imperio romano terminaron de ceder, las escuelas monacales se convirtieron en el refugio del arte y la ciencia

La caricatura que describe a la Edad Media como una era “oscura” no es originalmente sino una campaña de los humanistas renacentistas, quienes se entendían a sí mismos como herederos directos de las glorias clásicas del pasado grecolatino.

De hecho, cuando las estructuras educativas del imperio romano colapsaron –evidentemente, tras la caída del propio imperio-, las escuelas monacales estuvieron a cargo de reconstruir el conocimiento perdido –principalmente por la caída en desuso del griego, la lengua en la que la mayoría de los tratados y grandes obras de la Antigüedad habían sido escritos- con grandes esfuerzos y las pocas fuentes originales que habían podido conservar.

Durante la reforma carolingia, que dio luego origen –entre los siglos XI y XII- a las universidades, se dio un impulso a los estudios de teología y filosofía, derecho y medicina.

Entre los objetos de estudio de la filosofía se encontraba la llamada “filosofía natural” –lo que hoy entendemos por física- impulsando así la ciencia empírica y experimental, tal y como la desarrollase, por ejemplo, Roger Bacon en el siglo XIII, y que heredarían luego Copérnico y Kepler.

José Ramón Giménez Cuesta, de la Universidad de Granada, explica además cómo la ciencia aristotélica, extendida en Europa, facilitaba el intercambio de conocimiento entre universidades tan distantes como la de Oxford y la de París, y cómo algunos dominicos españoles (entre los que destaca la figura de Domingo De Soto) desarrollaron teorías de las caídas de los cuerpos y de movimiento uniforme acelerado que con mucho adelantaban las del propio Galileo.

Para leer el artículo de Giménez Cuesta en el ABC de España en detalle, puede hacer clic aquí.

Tags:
cienciaculturaedad mediahistoria

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
3
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
5
Maria Paola Daud
Quiso usar una Hostia para hacer brujería y… comenzó a sangrar
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.