Aleteia

Papa Francisco celebrará misa por el padre Hamel, asesinado por el ISIS

Twitter / Globovision-cc
Comparte

El Pontífice celebrará la misa en Santa Marta, estarán presentes un grupo de peregrinos de la diócesis de Rouen, Francia

El papa Francisco celebrará la misa de las 7 a.m este miércoles 14 de septiembre en la capilla de la Casa de Santa Marta para demostrar su cercanía a los familiares de P. Jacques Hamel y de toda la comunidad de Rouen, Francia, informó Greg Burke, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

En la misa de sufragio en recuerdo del sacerdote degollado el 26 de julio en la Iglesia Saint-Etienne-du-Rouvray , también participarán 80 fieles y peregrinos de la diócesis de Rouen, junto a su obispo, Dominique Lebrun.

La misa será difundida en directa por el Centro Televisivo Vaticano.

El pasado 2 de agosto de 2016, una semana después del asesinato del padre Hamel se realizó el funeral solemne en la catedral de Rouen y los fieles se preguntaban el por qué de esta muerte.

Padre Hamel, el primer sacerdote mártir asesinado en el corazón de Europa por el ISIS, fue degollado por dos jóvenes «soldados» del Estado Islámico.

Es posible que el gesto del Papa Francisco sirva a dar un mensaje de reconciliación alrededor de la memoria de un mártir que además se comprometió en el diálogo y el encuentro con la comunidad islámica en su parroquia y en su diócesis.

Un mensaje que llegará para consolar a los fieles de Rouen comprometidos en mantener vivo  el testimonio de padre Hamel.

El papa Francisco dirigirá su homilía – simbólicamente hablando-  a esos fieles que como Emma Trolet manifestaron a primeras horas de conocer la noticia del asesinato del sacerdote su indignación más profunda. Fieles de pie que aún necesitan ser confortados.

«Me bautizó, me enseñó el catecismo… Estoy indignada, conmocionada, triste…»

https://twitter.com/EmmaTrolet/status/757869965982720000?ref_src=twsrc%5Etfw

En esa ocasión, el papa Francisco se mostró «particularmente afectado» por el «acto de violencia durante una misa» y pidió «paz para todo el mundo».

Razón por la cual la homilía del Papa de este miércoles podrá ser una ventana abierta hacía la esperanza, después de un sacrificio sangriento hecho por manos capaces de una violencia gratuita y que ha ocurrido en una iglesia, un lugar símbolo sagrado del amor de Dios.

Una caricia al alma de los jóvenes de la parroquia de Rouen que aún estarán buscando respuestas tras la tragedia ocurrida en su propio barrio.

Posiblemente las palabras del Papa lleguen a oídos de Agon (en Twitter) , 19 años que escribió: «Realmente conmocionado con su muerte, el cura que bautizó a mi hermana y mi madre, que murió sin haber hecho nada para merecerlo».

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.