Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Visitando a la Virgen de Guadalupe a bordo de un dron

Fr Lawrence Lew, OP-CC
Comparte

¿Cómo se ve la iglesia más querida de México desde el aire?

La Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe no sólo es un triunfal monumento de la Contrarreforma Católica (al menos, la primera Basílica, la antigua), sino además un templo que, según la tradición, habría sido mandado a construir por la mismísima Madre de Dios. Pero, también, preciso aclarar que la Basílica de la Guadalupe ya no es una sola.

Dos basílicas, la vieja y la nueva, conforman La Villa de Guadalupe: originalmente, el que es hoy el santuario mariano más visitado del mundo era un pueblo separado de la capital mexicana, llamado La Villa de Guadalupe Hidalgo, el lugar en el que los misioneros habrían de comenzar la construcción de esta “Nueva Jerusalén”.

De hecho, esta imagen de la “Nueva Jerusalén” es tan determinante, que la Nueva Basílica –construida entre 1974 y 1976- tiene siete puertas en su fachada, aludiendo a la Jerusalén Celestial.

Gracias a un video compartido en YouTube por el usuario Miguel Torruco, ahora podemos esta Basílica, modelo de la Jerusalén Celestial, precisamente, desde el cielo, junto a la primera.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.