Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 17 enero |
San Antonio Abad
home iconActualidad
line break icon

No respires: El asalto a la casa Nordstrom

Tonio L. Alarcón - publicado el 02/09/16

En una sola localización, y con un grupo muy reducido de actores, Fede Álvarez ha construido un thriller de terror de gran eficacia

No han sido pocos los largometrajes que, tras el éxito multitudinario de Sola en la oscuridad –proyección, en realidad, del que ya obtuvo la obra de teatro de Frederick Knott en la que se basaba–, han intentado (re)concebir su punto de partida para lograr transmitirle al espectador la sensación de indefensión de una persona invidente frente a uno o varios criminales más o menos despiadados: Terror ciego, Solo en la oscuridad, Jennifer 8, Sola en la penumbra

Seguramente conscientes del cliché argumental en el que se ha convertido, y decididos a alejarse al máximo de su anterior Posesión infernal (Evil Dead), Fede Álvarez y su coguionista habitual, Rodo Sayagues, han decidido invertir dicho planteamiento dramático, y plantear la situación opuesta: que sea un grupo de malhechores –en este caso, unos jóvenes acostumbrados a asaltar hogares ajenos– los que tengan que enfrentarse a la amenaza de un hombre ciego que oculta mucho más de lo que aparenta.

Ése es, de hecho, el principio rector de No respires: la sorpresa. Álvarez ha construido un relato en forma de muñeca rusa, que va revelando nuevas capas a medida que va desplegándose –a pesar de que el aficionado al género pueda intuir algunas de ellas–, convirtiéndose, a cada giro de guión, en un largometraje (relativamente) distinto que descoloca al espectador y le obliga a reevaluar lo que ha visto hasta el momento.

No es casual, en ese sentido, que ninguno de los personajes principales resulte especialmente agradable: el director no quiere que el público tenga claro en ningún momento hacia quién dirigir sus simpatías porque, así, elude la existencia de un ancla dramática que le empuje a llevar la historia por un derrotero determinado… Algo que resulta imprescindible para alcanzar determinado (y muy impactante) punto de giro, que transforma casi por completo el tipo de película al que estamos asistiendo.

Claro que ese barniz agrio, amoral, que impregna el relato desde el principio, responde también a la voluntad de Álvarez y Sayagues de ofrecer un espinoso retrato sobre la realidad estadounidense post-crisis económica. Que el largometraje esté ambientado en Detroit, auténtica ciudad fantasma que sufrió la que ha sido declarada como la mayor bancarrota municipal de la historia del país, marca el carácter desesperado, al límite, de sus jóvenes protagonistas, que conciben California como la única vía de escape a su parálisis existencial.

Pero, al mismo tiempo, la que fuera la capital de la industria del motor norteamericana también garantiza una posibilidad dramática incomparable: que la casa en la que vive Norman Nordstrom (Stephen Lang) esté totalmente aislada, situada dentro de un barrio desértico en el que nadie puede oír nada de lo que allí dentro ocurre.

Porque, ante todo, No respires en un thriller de terror, y Álvarez exhibe durante su metraje un espléndido dominio de la atmósfera y de la tensión –poniendo sobre la mesa unas herramientas expresivas muy distintas, y mucho más estimulantes, que las que exhibía en Posesión infernal (Evil Dead)–, en el que, además de lo bien que se maneja dentro del reducidísimo espacio del hogar de Nordstrom, adquiere un especial protagonismo su empleo del sonido.

Seguro que se habla, y mucho –especialmente por el impacto y la incomodidad que provoca en la sala de cine–, de la set piece en la que los protagonistas deben huir a ciegas, y la pantalla nos muestra el entorno en una especie de limitada visión nocturna. Pero merece la pena reivindicar, frente a ella, cualquiera de los planos secuencia a partir de los cuales Álvarez ha estructurado el relato –atención al que se produce cuando los protagonistas entran en la casa en cuestión, y que le sigue a medida que atraviesan todas las estancias–, y en los que demuestra un más que notable sentido del espacio.

Tags:
cinecon criterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
POPE FRANCIS,ASH WEDNESDAY
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Cómo será la imposición de la ceniza en la é...
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preg...
WOMAN
Ary Waldir Ramos Díaz
El papa Francisco autoriza que las mujeres pu...
CHRISTMAS ORNAMENT
Tom Hoopes
Oración para quitar los adornos de Navidad
Catholic Link
¿Eres madrina o padrino? ¿Sabes lo que signif...
MARY AND JOSEPH
Philip Kosloski
Fiesta de los Santos Esposos celebra el matri...
LONELY MAN,BEACH
Redacción de Aleteia
8 grandes santos que tuvieron depresión, pero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.