Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 26 octubre |
San Witta (Albino) de Bürberg
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Estás repitiendo con tu pareja lo que viviste en tu familia?

Carlos Padilla Esteban - publicado el 02/09/16

Tengo que darme cuenta de mis carencias para poder vivir desde la verdad

A veces le pido a mi cónyuge que llene el vacío que han dejado mi madre y mi padre en mi vida. En mi infancia he recibido heridas y me he acostumbrado a una forma determinada de darme, una forma limitada de amar. O me han amado poco, o yo he percibido que no era suficiente.

A lo mejor no me abrazaron, o no recibí el cariño que necesitaba. Esto ha provocado una limitación en mí, una tara, una herida honda. Ahora puede ser que en mi vida matrimonial yo actúe de acuerdo a lo que he vivido. Puede que repita moldes y haga lo que un día prometí no hacer nunca. Es verdad que no quiero ser como han sido ellos conmigo.

Un hombre, después de mucho años de casado, me comentaba: “Lo que más le duele a mi mujer es que le diga que cada vez se parece más a su madre. Y cuando me enfado con ella es lo primero que me sale. Luego me arrepiento”. Y ella me comentaba: “Cuando me dice algo de mi madre se me remueven las entrañas. Es lo que más me duele y más me cuesta perdonarle”.

No quería repetir de mayor en su vida lo que había recibido de niña y había rechazado. Por eso le dolía. Pero no es tan sencillo no hacerlo. Puedo acabar repitiendo palabras y expresiones aprendidas. Y acabar amando a la manera como fueron ellos capaces de amarme.

Los límites que he vivido en el amor, los aplico en mis nuevos amores. Hago lo que hicieron conmigo. Aunque no me guste. Cuido mal a otros como ellos me cuidaron mal a mí. Me molestan las mismas cosas y sufro por las mismas decepciones. Es difícil no repetirlo.

Si miro mi verdad con honestidad, y perdono, entonces Dios me hace capaz de amar de un modo nuevo. Se ensancha mi corazón.

Por eso tengo que perdonar a mis padres, aunque ya no estén vivos, por cómo soy yo, por cómo amo. El problema lo tengo yo, no ellos. Ellos, como todos, lo hicieron lo mejor que supieron.

Siento dolor y rabia por lo que no he recibido y le pido a mi cónyuge que llene ese vacío él. Cargo en mi cónyuge mis expectativas. Pero no puede. Al mismo tiempo mi cónyuge puede hacer lo mismo conmigo. Me exige lo mismo que él no tiene.

A veces sucede que no sabemos que tenemos ese vacío en el corazón. Y buscamos otras razones para comprender qué es lo que pasa. Tengo que darme cuenta de mi carencia para poder vivir desde la verdad. Y empezar de nuevo.

Tengo que aceptar mi vida como ha sido y besar mi herida, mi camino personal, la familia de la que vengo. Ser consciente de mi sed. Saber qué cosas tengo que perdonar de mis padres y hermanos.

Hoy quiero mirar a mis padres. No se lo voy a decir a ellos aunque aún vivan. No es la idea. Pero yo tengo que hacer el proceso. Les perdono por lo que no me han dado. Por las heridas que me han causado. Trato de hacer memoria y pensar en los momentos vivido. Quiero perdonarles y entregar a Dios este perdón.

Tags:
amor de parejamatrimonioperdon
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
3
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
6
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.