Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La madre abortó quemando a su hija. 29 años después, ella decidió vengarse

Comparte

Una historia impactante que mira a este controvertido tema desde el punto de vista que nunca se escucha

El aborto es un tema envuelto en mucha controversia. Algunas personas están a favor, otras están en medio, aceptándolo solo en casos de violación y deficiencias graves. Pero también existe gente en contra, diciendo que abortar es lo mismo que matar. Esta mujer también defiende esa idea…

Gianna Jessen tiene 29 años y sobrevivió a un aborto. Su madre fue a una clínica para “deshacerse” de ella, cuando ya estaba casi al final del embarazo… con 7 meses y medio.

Allí, los médicos aconsejaron a la mujer que abortara a través de la inyección de una solución salina en el útero, que hace que el bebé se queme por dentro y por fuera, y después nazca muerto. Pero cuando todos pensaban que había terminado, algo impresionante sucedió…

¡La bebé nació viva! Contra todas las expectativas, la niña sobrevivió… Gianna quedó con algunas secuelas a causa de la falta de oxígeno, como su parálisis cerebral.

29 años después, decidió “vengarse” de su madre, de la mejor forma que existe. Sin violencia ni odio, sino ¡siendo embajadora contra el aborto!

La joven activista ha dado conferencias en varios lugares del mundo, dejando un poderoso testimonio: su vida. Su caso da qué pensar, pues ella no estaría en este mundo si el aborto hubiera funcionado… Ella agradece a Dios por haberle concedido el don de la vida y no dejar que su madre decidiera por ella.

Mira y comparte el discurso de Gianna, vale la pena.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.