Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Atleta paralímpica quiere la eutanasia tras los Juegos de Río. ¿Es posible hacer algo por ella?

KARIM JAAFAR / AL-WATAN DOHA / AFP
Belguim's Marieke Vervoort is seen after winning the women's 200m track event during the Doha IPC 2015 Paralympics World Championships in the Qatari capital on October 23, 2015. AFP PHOTO / AL-WATAN DOHA / KARIM JAAFAR
==QATAR OUT== / AFP PHOTO / AL-WATAN DOHA / KARIM JAAFAR
Comparte

Marieke Vervoort padece una enfermedad degenerativa y anuncia su voluntad de someterse al suicidio asistido. ¿Podemos quedarnos indiferentes?

Marieke Vervoort, atleta paralímpica belga de 37 años, sufre una enfermedad degenerativa que ha paralizado sus piernas. Ganó la medalla de oro en Londres 2012, pero ahora  ha anunciado que después de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro pedirá la eutanasia.

“Río es mi último deseo, espero acabar mi carrera con un podio. Comienzo a pensar en la eutanasia. Pero, a pesar de mi enfermedad, he vivido lo que otros sólo pueden soñar”, afirmó, en declaraciones al diario belga “L’Avenir”.

Marieke es especialista de sprint en silla de ruedas: triple campeona el mundo en 2015 en 100, 200 y 400 metros (categoría T 52), fue nombrada deportista del año en Bélgica en 2012 y 2015.

Le diagnosticaron la enfermedad degenerativa e incurable en 2008.

El deporte ha sido su vida. Antes de esa fecha ya era famosa mundialmente por sus éxitos en el triatlón y su participación en el Ironman de Hawaii.

Marieke competirá en Río del 7 al 18 de septiembre. Después sabe que su carrera deportiva terminará. Y hoy no logra ver su vida después de ese trance. Los sufrimientos de la enfermedad son muy duros.

Marieke es belga y en su país la eutanasia constituye una práctica legal.

¿Es posible ayudar a Marieke a volve a encontrar una esperanza en su vida?

Los psicólogos explican que cuando una persona pide la eutanasia, con frecuencia está lanzando un implicito grito de ayuda. Y hay tres cosas que podemos hacer para ayudar a Marieke.

Ante todo, podemos manifestarle nuestro amor y cariño. Una mujer que ha demostrado con su vida una valentía y esfuerzo tan grande merece sentir toda nuestra admiración y cariño. Marieke debe poder experimentar que el cariño no sólo se debe a sus grandes resultados deportivos, sino a la calidad de su persona. Y eso es algo que continuará también cuando no pueda seguir practicando el deporte.

En segundo lugar, todas las personas, pero en especial la comunidad deportiva, el sistema sanitario belga, sus amigos y familiares, podrán apoyar a Marieke a su regreso de Río para que los sufrimientos provocados por su enfermedad sean más llevaderos. Este apoyo sanitario constituye una obligación de todo país que ama a sus hijos y que se dice civilizado.

Pero hay algo que puede hacer toda persona, independientemente de su situación. Es posible mandar una carta o un mensaje a Marieke para manifestarle nuestro apoyo, evitando en todo momento que nuestra comunicación se convierta en juicio. Nadie puede juzgar a nadie. Pero todos podemos mostrar concretamente nuestra cercanía. Es posible escribirle a través de su página web oficial (http://site.wielemie.be/) a través del formulario: http://site.wielemie.be/contact/

¿Podemos quedarnos indiferentes ante la implícita petición de ayuda que nos está lanzando Marieke?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.