Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Conflicto mapuche: La mesa de diálogo está en marcha

Carol Crisosto Cadiz-CC
Comparte

El obispo Héctor Vargas oficiará de “facilitador” y estará al frente de las gestiones del histórico conflicto chileno

El anuncio de la instauración de una mesa de diálogo hecho por la presidenta Michelle Bachelet en diciembre de 2015 para encontrar una solución a la violencia que se vive en la región de la Araucanía -en el marco del histórico conflicto mapuche-ya es una realidad.

Este jueves comenzó a sesionar y está previsto que lo haga cada 15 días durante cuatro meses.  Entre las principales conclusiones del primer día de trabajo se estableció ampliar la mesa a “más actores” e integrar al presidente de Municipalidades con Alcalde Mapuche (Amcam), Juan Carlos Reinao, según informa La Tercera, que estaba invitado pero se declinó a participar.

“Todos debieran ser convocados, instituciones como la Corporación Mapuche Enama, el Partido Wallmapuwen, la Federación Mapuche de Estudiantes, la Cámara de Comercio Mapuche, nosotros como asociación, entre otras, pero también autoridades tradicionales, que todos puedan participar sin vetos”, había expresado días en entrevista con ese medio el propio Reinao.

“No creo sea correcto que nos sentemos a hablar del conflicto sin considerar a todos quienes conforman el pueblo mapuche o se movilizan por sus derechos”, continuó.

“Se necesita retomar el camino del diálogo y entregar mensajes claros. Uno de ellos es lo referente a la devolución de las tierras usurpadas por las forestales”, agregó Reinao y dejando entrever de alguna manera su posterior postura en cuanto a declinar su intervención en la primera instancia.

Además, algunos participantes de la mesa de diálogo expresaron durante el primer día de reunión el deseo de tener un estado “plurinacional” con representatividad parlamentaria y con la promoción de la comercialización de los productos originarios de la zona, prosigue La Tercera.

Si bien la jornada estuvo marcada por el optimismo, no estuvo exenta de críticas de quienes no participaron. Pero por otro lado, contó con amplio respaldo institucional, pues participaron varios ministros de estado, entre ellos Nicolás Eyzaguirre, secretario general de Presidencia, Marcelo Díaz, secretario general de Gobierno, Mario Fernández, ministro de Interior y Seguridad Pública, además de Rodrigo Valdés, ministro de Hacienda.

Desde el gobierno chileno se aclaró que la convocatoria a esta mesa de diálogo se realizó en conjunto con el obispo de Temuco, Héctor Vargas, que será “facilitador” del proceso, además del responsable de liderar las gestiones con representantes de los mapuches.

En cuanto a los que no participaron, hubo algunas críticas con respecto a esta mesa de diálogo. Por ejemplo, un familiar de uno de los matrimonios muertos durante un ataque incendiario en la zona en el año 2013, quien  no vio con buenos ojos que la Asociación de Víctimas no haya sido invitada.

El vocero del Consejo de Todas las Tierras, Aucan Huilcaman, también expresó sus reparos en diálogo con La Tercera.  “Siempre se han formado mesas de diálogo y con ésta no vamos a ninguna parte. No hay mapuches de comunidades, ni loncos ni werkenes, ni dirigentes de demandas reales”.

Un conflicto histórico

Desde hace meses varias iglesias católicas y evangélicas fueron quemadas a manos de grupos de radicales encapuchados defensores de la causa mapuche, dentro de un contexto de reclamos históricos en cuanto a la propiedad de la tierra y la libertad de los miembros de este pueblo originario, uno de los más importantes de Chile, que están en prisión.

Este modus operandi ha generado rechazo de varios sectores de Chile, entre ellas la propia Iglesia católica, que aboga por el  diálogo como única solución.

En ese sentido, Vargas, que fue designado “facilitador” había hecho consideraciones de este tipo a la prensa local en varias ocasiones anteriormente.

“Las iglesias quemadas se encuentran ubicadas en las comunidades mapuches, tenemos que pensar que estas iglesias fueron construidas por ellos mismos”, dijo Vargas en una oportunidad.

“El pueblo mapuche es profundamente religioso”, prosiguió Vargas, al tiempo de considerar  que el accionar violento de los radicales “no tiene relación con la inmensa mayoría de las comunidades”.

“Los habitantes de la región, mapuches y no mapuches, no están de acuerdo ni comparten que la violencia sea el método para alcanzar justicia a sus legítimas demandas. Quienes llevan acciones de esta naturaleza están muy bien organizados y actúan de forma sistémica (…) Eso no significa que las comunidades no estén conscientes de lo que se les adeuda, pero no creen que la violencia sea el medio”, agregó.

La mesa de diálogo para encontrarle una solución al histórico conflicto mapuche está en marcha. Solo resta esperar que más personas se unan a la conversación en pos de la paz y la justicia.  

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.