Aleteia

América Latina sigue siendo vulnerable a la pobreza

Comparte

Uno de cada tres latinoamericanos corre el riesgo recaer en la pobreza

En las últimas horas fue presentado en la sede del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) el informe regional sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe a cargo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

«Estimamos que existe una población de entre 25 y 30 millones de ciudadanos que se encuentran hoy en vulnerabilidad de caer en la pobreza«, expresó George Gray, el autor principal del informe, representante del PNUD.

De este grupo, muchos son jóvenes y mujeres con inserción laboral baja principalmente en sectores vinculados a los servicios, indica el informe denominado Progreso multidimensional: bienestar más allá del ingreso.

Estas personas pertenecen a un grupo mayor, de unas 220.000 personas que son vulnerables a la pobreza, aunque si bien oficialmente no son pobres, no logran alcanzar la clase media.

De esta manera, según PNUD, la principal la amenaza al progreso en la región es precisamente la recaída de millones de hogares en la pobreza, aunque la principal causa no tiene que ver solamente con la ralentización de la economía.

¿Cómo evitar la recaída?

PNUD hace énfasis en la elaboración de políticas públicas con un enfoque determinado para evitar esta recaída. En ese sentido, recomienda trabajar sobre la protección social; sistemas de cuidado; activos físicos y financieros, además de la calificación laboral.

Este informe sobre Desarrollo Humano hace un llamado para repensar el modelo latinoamericano de progreso y propone un concepto multidimensional que vaya en línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, o sea, más allá de los ingresos per capita, ritmo de crecimiento económico y Producto Bruto Interno (PBI) como criterios principales para medir el nivel desarrollo.

Nada que disminuya los derechos de las personas y comunidades o que amenace la sostenibilidad ambiental puede ser considerado progreso, indica el sitio web del PNUD al respecto del informe.

“Los retos de un desarrollo sostenible, holístico y universal no expiran al alcanzar un determinado umbral de ingreso: no nos ‘graduaremos’ de los retos del desarrollo a menos que demos respuestas apropiadas a las múltiples dimensiones que permiten a las personas vivir vidas que consideran valiosas,” expresó la subsecretaria-general de Naciones Unidas y Directora Regional del PNUD para América Latina y el Caribe, Jessica Faieta, cuando fue lanzado el informe en Panamá.

“En este momento, por un lado, hay que proteger los logros alcanzados, lo cual incluye prevenir la caída en pobreza de millones de personas y por otro lado hay que impulsar políticas y estrategias inclusivas e integrales adaptadas a poblaciones que sufren de discriminaciones y exclusiones históricas”, agregó.

En los últimos años en América Latina salieron de la pobreza cerca de 72 millones de personas mientras que entraron a la clase media 94 millones de personas entre 2003 y 2013. Pero en los últimos años esta tendencia se empezó a ralentizar e incluso a revertir.

Por otro lado, según el informe, entre 2003 y 2008 un promedio anual de 8 millones de latinoamericanos salieron de la pobreza y de 5 millones entre 2009 y 2014.

Pero entre 2015 y 2016 aumentó el número absoluto, por primera vez en la década, de personas pobres, afirma PNUD.

La pobreza en América Latina no es un tema novedoso y desde siempre mereció la atención de todos los sectores sociales.

El desafío está planteado por el PNUD y es necesario atender las luces de alarmas para evitar recaídas en los índices de pobreza con políticas justas que atiendan todos los factores necesarios, entre ellos otro fundamental, la generación de empleos dignos para mejora la vida de las personas y las familias.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.