¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Un niño puede ser feliz sin un Kinder y una cajita?

Phil Rogers-CC
Comparte

Chile prohíbe el Kinder Sorpresa y hace cambios en la cajita feliz

“Es como quitarle un dulce a un niño”, es una frase a veces recurrente para explicar alguna acción que se puede afrontar con sencillez. Pero la gran pregunta es si será aplicable en Chile tras el anuncio que dejó perplejos a algunos y que tiene que ver con una medida dirigida justamente a los niños.

Desde el próximo 27 de junio el gobierno chileno prohibirá el Kinder Sorpresa, el huevo de chocolate que esconde un juguete, y modificará la Cajita Feliz (Happy Meal) de McDonald’s, anunciaron fuentes oficiales.

¿La razón? La entrada en vigencia de la nueva ley de etiquetado que pretende frenar la obesidad infantil y que regula lo referente a la información nutricional, la publicidad de alimentos dirigidos a los niños y la venta en las escuelas de determinados productos, informa EFE.

Esta ley recae de modo particular sobre dos comestibles que se han transformado en referentes de cultura occidental y de la gratificación de los más chicos.

“El Kinder Sorpresa tiene un gancho (comercial) y no podrá ser vendido en nuestro país. La cajita de McDonald`s tiene alta cantidad (nutrientes críticos) y no puede ser entregada con un gancho comercial. Como está la cajita hoy, no es feliz. Tiene exceso de sal, azúcar y grasas saturadas”, expresó a ADN radio el jefe del Departamento de Políticas Públicas del Ministerio de Salud, Tito Pizzarro.

Es que la nueva ley de etiquetado conlleva la eliminación del mercado de los productos alimenticios con nutrientes críticos que se promocionan con juguetes en su interior, indica La Tercera.

Precisamente, el gobierno chileno quiere combatir el bombardeo de imágenes y la seducción a través de juguetes para consumir estos productos.

La obesidad infantil

El trasfondo del anuncio de esta medida tiene un objetivo mayor y tiene que ver con reducir las cifras sobre obesidad infantil en la sociedad chilena, país que encabeza la lista sudamericana al respecto, según el Observatorio Mundial de la Salud de la OMS, solamente por detrás de Estados Unidos y México.

En los últimos años los índices de obesidad han aumentado, pero se detectó particular gravedad en niños, pues el Departamento de Nutrición del Ministerio de Salud de Chile señaló en uno de sus últimos informes que más de un 30% de los menores de cero a siete años sufre de exceso de peso.

El propio Ministerio de Salud de Chile destaca que si bien el país tiene una tasa de expectativa de vida elevada (más de 80 años), se ha empezado a detectar que mucha gente se enferma de forma precoz por la obesidad.

Una de las últimas encuestas sobre consumo alimentario dejan confirmado que solo un 5% de la población se alimenta de forma adecuada, por lo cual la gran mayoría debería cambiar sus hábitos.

Una ley para los niños

Con la ley que entrará en vigencia en junio está enfocada en niños y “busca actuar sobre los hábitos, que se crean a edades tempranas”, expresó la representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Chile, Paloma Cuchí.

Según esta nueva normativa, además de las advertencias en las etiquetas, los envases deberán ser rotulados con un logo negro y letras blancas si es que los valores de azúcar, sodio, grasas saturadas, etcétera, son superiores a los permitidos por el Ministerio de Salud.

De esta manera, los alimentos con estos sellos no podrán tener publicidad que apunte a menores de edad, además de que quedar prohibida la venta, regalo o promoción en instituciones educativas de primaria y secundaria.

¿Un niño puede ser feliz sin un Kinder y una cajita?

Sin lugar a dudas que sí y las medidas que contribuyan a protegerlos contra enfermedades como la obesidad son por demás aplaudidas. Pero también entra el tema de los equilibrios y difícilmente un nutricionista se anime a prohibir de forma rotunda que un niño coma de vez en cuando algún chocolate o una hamburguesa acompañados con algún aspecto lúdico que los motive.

En última instancia, la responsabilidad final sobre estos equilibrios y el uso que se le da a estas gratificaciones recae sobre los padres, quienes tienen la gran misión de que la felicidad y el grueso de la alimentación de sus pequeños no dependan de un mero huevo de chocolate o una cajita colorida.

¿La aplicación de esta medida en Chile será como quitarle un dulce a un niño? Habrá que esperar.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.