Aleteia

«Con Dios todo es posible»: una muestra bíblica en el Vaticano

© waldryano
Comparte

La exposición conmemorativa del concurso bíblico infantil más importante de Europa se presentará al papa Francisco

Con motivo del 30 aniversario del Concurso Bíblico de Cataluña, considerado por sus organizadores como el más importante de Europa, un centenar de catalanes se encontraron en Roma desde el lunes, día 23 de mayo, para visitar la exposición conmemorativa de la historia del Concurso Bíblico que han organizado la Federació de Cristians de Catalunya y la Subfederació Grup Avant (Terrassa).

La muestra, que es audiovisual y lleva por título Con Dios todo es posible, permanecerá expuesta en la Sala de Exposiciones del Instituto Maria Santissima Bambina del Vaticano hasta el miércoles día 25.

La exposición repasa los principales hitos del certamen a lo largo de la historia y su objetivo es explicar cómo funciona el Concurso paso a paso y darlo a conocer al Papa y al mundo, para conseguir que otros países copien el modelo y lo convoquen.

Desde sus inicios, en 1986, el concurso quiere ser una herramienta evangelizadora y ecuménica sencilla, que despierte la sed de Dios en los niños, adolescentes y jóvenes, para que todos conozcan el Jesús de los evangelios.

En este concurso, han pasado más de 1.200.000 alumnos, de 1.000 escuelas públicas y privadas catalanas, a partir de los 5 años y con estudios universitarios; acumula cerca de 5.000 ganadores, y se ha celebrado ininterrumpidamente una vez al curso en todas las diócesis de Cataluña durante 30 años.

Actualmente, cada año, participan alrededor del 20% de los centros escolares de Cataluña (y el 17% de todos los centros públicos). En la edición de este curso 2015-2016, han participado cerca de 62.000 niños y jóvenes.

La exposición conmemorativa ha contado con la presencia institucional de la consejera de Gobernación de la Generalitat de Catalunya, Meritxell Borràs, y el director de Asuntos Religiosos, Enric Vendrell.

La inauguración fue presidida por el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, en presencia del obispo de Terrassa, Josep Àngel Sainz Meneses, y otros obispos catalanes. También asistieron destacados representantes de la embajada de España en la Santa Sede.

En paralelo a la exposición conmemorativa, la Federación también ha organizado en el mismo Instituto de la Bambina la muestra Vida y situación del proceso de canonización del beato Pere Tarrés, para dar a conocer la vida de este médico catalán, en proceso de canonización.

Pere Tarrés fue entre los años 1931 y 1936 vicepresidente de la entonces Federació de Joves Cristians de Catalunya y un gran defensor de la actividad evangelizadora como movimiento de la Federación, que en la década de los 30 contaba con más de 20.000 miembros.

El primer y único viaje de la Federación al Vaticano se llevó a cabo en octubre de 1933, cuando el papa Pío XI concedió un jubileo especial a todos los peregrinos que fueran a Roma para conmemorar el decimonoveno centenario de la Redención.

Con el título «Homenaje de la juventud catalana al Papa», un total de 560 jóvenes miembros de la entonces Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña visitaron el Papa, en una peregrinación muy emotivo presidida por el cardenal Vidal y Barraquer.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.