Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 17 abril |
San Roberto de Molesmes
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Queremos enseñar a nuestros hijos que nada arde más que el mertiolate?

Aleteia Team - publicado el 26/04/16

Una reflexión interesante sobre el sufrimiento humano

Quien tiene un poco más de “experiencia”, por no decir de edad, logra aún recordar el ardor que provocaba el mertiolate, un antiséptico para las heridas.

Yo, de travieso, me raspaba continuamente las rodillas, codos y cualquier otra parte que lograse herirme, y no se qué era peor, si el dolor de la herida o el ardor del mertiolate.

Aún puedo oír decir a mi madre que si ardía estaba bien porque quería decir que estaba matando las bacterias…. No soplaba nunca, y en aquella época lo consideraba sádico aunque hoy se que era algo sabio, porque cuando se sopla sobre una herida se puede infectar aún más con las bacterias presentes en la boca.

En fin, caer dolía, y luego venía el ardor.

Con el tiempo, el mertiolate creó una fórmula que no ardía. No ardía.

Estamos educando a una generación que no sabe lo que es el ardor, el hambre, la sed, la espera, la paciencia.

En la bolsa llevamos un kit completo compuesto de agua, galletas, celular, tablet, cuaderno, lápiz, analgésicos. Nuestros hijos no pueden esperar.

¿Esperar media hora, cuarenta minutos por una comida? ¡Nunca! ¿Diez minutos por un poco de agua? ¡No!

No podemos ir a los restaurantes que no tengan espacio para niños porque no soportarían quedarse.

¿A quién estamos educando?

Nuestras esperas fueron positivas, y todavía hoy la vida nos enseña a esperar.

En este preciso momento estás seguramente esperando algo: un tratamiento, una promoción, una llamada de teléfono, comprar una casa, un coche, un viaje, un embarazo, un novio, algo. Estás esperando. Y tu madre no tiene en la bolsa la solución a tus problemas…

Los niños deben y pueden esperar.

Nosotros, como padres, tenemos el deber de enseñarles a esperar porque debemos prepararlos para la vida como es realmente.

El niño tiene una necesidad, se vuelve molesto, no tenemos paciencia y les damos lo que quiere. Cualquier cosa.

¿Ferrari? ¿París? ¿Gucci? Cualquier cosa para que deje de hacer berrinches.

Y así nuestra escasa resistencia a las peticiones de los hijos nos lleva a equivocarnos.

Ya nada arde. Ni siquiera el mertiolate.

En realidad, todo sigue ardiendo – sólo que les damos a nuestros hijos la falsa sensación que no arde nada, que todo es de inmediato.

¿Es esto que queremos enseñar?

Piénsalo

Tags:
educaciónhijospaternidadsufrimientovalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
3
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
4
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
5
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.