Aleteia

El pianista que hizo del ruido algo hermoso

Comparte

Si el pedal de tu piano te da problemas, intégralos a tu repertorio.

Supongamos por un momento que eres concertista (y si lo eres ¡felicitaciones!). Estás a punto de sentarte al piano para tocar ante la audiencia y, de repente, te das cuenta de que al pedal de  tu piano le falta lubricación: cada vez que lo pisas, chilla ¿Qué puedes hacer en un momento como ese?

La solución: cambiar el repertorio por un poco de Verdi: ¡Brindisi!

Aquí, la versión original del aria:

Y aquí, la versión «accidental» del pedal oxidado:

https://www.youtube.com/watch?v=RlyPr8uBLLo

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.