Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 07 marzo |
Santas Perpetua y Felicidad
home iconEspiritualidad
line break icon

Con Ella nos sentimos siempre protegidos

schoenstatt.org - publicado el 23/04/16

Con la honestidad y alegría que solo una pequeña puede tener, Virginia, de 9 años, nos cuenta como ha sido tener en su casa a la Virgen Peregrina

Me llamo Virginia y tengo 9 años. Curso 4º año de la escuela primaria y 2º año de catequesis de Primera Comunión en la Parroquia de San Mateo en Marsala. Hoy quiero dar testimonio en nombre de toda la clase de catequesis del amor que Nuestra Señora ha traído a nuestras casas. Conocimos a Nuestra Señora de Schoenstatt en primer año de catequesis. Fue nuestra catequista, María, amiga de la infancia de mi madre, quien trajo a Nuestra Señora a casa por primera vez.

Durante una catequesis, después de que María nos habló sobre Nuestra Señora, yo les conté a mis compañeros lo bueno que era tenerla en casa. A partir de aquel día, Nuestra Señora, con ayuda de la Hna. Yvonne, entró en las casas de todos mis compañeros. Para nosotros ya forma parte de nuestras familias, y cuando llega a nuestras casas le hacemos una gran fiesta. Con nuestras madres preparamos una mesita con los manteles más hermosos del ajuar, un día antes vamos con nuestro padre a la florería a comprar las flores más bonitas y así preparamos un pequeño altar con velas para recibirla.

Cuando María nos la entrega el sábado, la llevamos a casa con gran felicidad porque sabemos que se quedará con nosotros toda la semana. Todos los días, cuando vamos a la escuela y a nuestro regreso, la saludamos y lo hacemos como con nuestra propia madre: con un beso y una oración.

Después la llevamos con nosotros a la mesa y, luego del almuerzo, la llevamos a nuestra habitación para que nos acompañe mientras hacemos las tareas de la casa. Si no logramos hacer algo, la miramos y Ella, sonriendo, nos ayuda.

Creo que, desde allá arriba, estará junto a mí, con Nuestra Señora

A la noche rezamos el Rosario con la familia. Yo también rezaba por la tarde con mi abuela, que era una profesora jubilada, pero esto, desde hace tres meses, ya no es posible porque mi abuelita se fue al celo. Creo que, desde allá arriba, estará junto a mí, con Nuestra Señora. También el papá de una de mis compañeras de catequesis ya no está más, pero él sigue rezando el Rosario como si estuviese en la familia.

Nuestras familias siguen teniéndola en aquella mesita que preparamos, y junto con nosotros ponemos una fotografía de nuestros seres queridos.

Tener a Nuestra Señora es una gran emoción

Tener a Nuestra Señora es una gran emoción porque nos trae mucha alegría y felicidad, cada vez que la vemos nos sentimos serenos y en paz con todos.

Tenerla en casa significa tener la madre de todas las madres, y con Ella nos sentimos siempre protegidos.

Virgínia, 9 años, de la Parroquia de S. Mateo Ap. Ev. Marsala, Sicilia/Traducción Cecilia Mata, Buenos Aires, Argentina

Artículo originalmente publicado por Schoenstatt.org

Tags:
familiatestimoniovirgen mariavirginidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
Redacción de Aleteia
¡Cuidado, estos santos cobrarán vida ante tus ojos!
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.