Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Reina Cristina: estéticamente brillante, pero no una gran película

Juan Orellana - publicado el 15/04/16

Reinventar a la famosa soberana con perfiles postmodernos sacrificando al personaje a las modas de hoy

Bajo la alargada sombra de Greta Garbo, que encarnó a esta Reina en la famosa película de Ruben Mamoulian (1933), Mika Kaurismäki -hermano del famoso cineasta Aki- trata de reinterpretar la vida de esta enigmática reina. Y lo hace de la forma menos aconsejable: desde categorías posmodernas.

La película arranca en el momento en que muere el Rey de Suecia en 1632, y antes de cumplir los seis años, Cristina se convierte en Reina, bajo la regencia del canciller Oxenstierna. Tras una elipsis, el film nos sitúa en su mayoría de edad en 1644 y la vamos a acompañar hasta su abdicación en 1954. En esa década ocurren cosas muy importantes para Europa, tanto desde el punto de vista político como religioso, y en ellas tuvo su papel la luterana Reina Cristina.

Pero Kaurismaki y el guionista Michel Marc Bouchard prefieren indagar en los aspectos menos documentados del personaje y ofrecer una imagen de la soberana más acorde con las modas ideológicas del presente. Su amor por las artes y las letras se convierte aquí en una afición por los libros prohibidos y heterodoxos; su escasa inclinación al matrimonio- murió virgen- aquí se presenta como un apasionado lesbianismo y enamoramiento de su prima Ebba Sparre; su relación intelectual con Descartes aquí se dibuja como una influencia perniciosa y liberal; y por fin, su heroica decisión de abdicar y convertirse al catolicismo se muestra como el fruto de una mente desequilibrada y enfermiza por la pasión homosexual frustrada.

Aunque muchas de las cosas en las que se basa el guión son ciertas, no lo es la interpretación extemporánea y anacrónica que se les da. Detalles que en su contexto histórico tenían sentido preciso nada extravagante, Michel Marc Bouchard las convierte en gestos revolucionarios o subversivos. Al final lo que queda es una imagen del poder entreverado de religión y moral, que asfixian las ansias de libertad de una mujer adelantada a su tiempo.

Desde el punto de vista estético la película es brillante, con una adecuada dirección de actores -excelente Malin Buska- e interesante dirección de fotografía. Pero eso no basta para hacer grande una película.

Tags:
cinecon criterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.