Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Argentina busca exportar el modelo de diálogo interreligioso de Bergoglio

Comparte

El Papa Francisco fue uno de sus forjadores cuando era arzobispo de Buenos Aires

La cancillería argentina asumió como propósito, desde su Secretaría de Culto, proponer al mundo el modelo de diálogo interreligioso argentino para la solución de conflictos, en cuyo nacimiento mucho tuvo que ver el entonces cardenal Jorge Bergoglio.

Según un cable de la Agencia del Estado argentino Télam, el propósito de este departamento del Ministerio de Relaciones Exteriores argentino será exportar este modelo y aunar esfuerzos de las religiones en la lucha contra la pobreza.

Según la agencia, se buscará detectar programas dentro de los organismos internacionales para acercar la propuesta argentina.

En esa línea, el gobierno argentino auspicia un congreso mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso que con el título “Una senda hacia la Paz”, tendrá lugar en Buenos Aires los días del 12 al 14 de abril.

Se trata de un encuentro “social, político, académico y diplomático en pos de configurar una agenda de diálogo con eje en la Argentina que abarque los principales temas socialmente problematizados”, según se afirma en el sitio de su organización.

El congreso está organizado por numerosos organismos de distintas religiones, entre ellos la Conferencia Episcopal Argentina y la Universidad Católica Argentina. Participarán dirigentes de distintas religiones provenientes de distintos países, numerosos obispos, e incluso presidirá el panel de cierre la vicepresidenta argentina Gabriela Michetti.

Los paneles contemplan temas varios como fanatismo, educación, desafíos ecológicos, desplazados, trata de personas, y trabajo y desarrollo. El Congreso podrá ser seguido por internet.

Uno de los organizadores, el rabino Abraham Skorka, con quien el cardenal Bergoglio compartía un programa de televisión en el que dialogaban sobre la Biblia con el teólogo protestante Marcelo Figueroa, relató al iniciar la presentación del congreso que al contarle al Papa Francisco del encuentro, y enviarle el programa, éste le contestó por correo electrónico: “El programa es denso y ambicioso: hay que apuntar alto”.

Skorka participó del histórico viaje de Francisco a Tierra Santa y se estrechó con él y el dirigente islámico Omar Abboud, en un histórico y emocionante abrazo frente al Muro de los Lamentos.

Otra iniciativa de la que participa Abboud también muestra horizontes de superar las fronteras argentinas a la hora de proponer un camino de diálogo interreligioso. “El diálogo interreligioso es algo muy afianzado en Argentina y ahora estamos trabajando en llevarlo a las Américas, con una perspectiva americana”, declaró tras una reciente visita al Papa.

El dirigente se refería a la intención de conformar en la Organización de los Estados Americanos (OEA) un Instituto de Diálogo Interreligioso. Se trataría de una iniciativa similar al Instituto promovido hace 15 años por Bergoglio y que desde las tres religiones monoteístas encabezan Abboud, el rabino Daniel Goldman y el sacerdote Guillermo Marcó.

La idea nació de la misma OEA y su secretario general, Luis Almagro, tras la publicación de la encíclica Laudato Si. Y hubo importantes avances en esa constitución durante la última visita del Papa a Estados Unidos, país en el que tiene sede el organismo continental.

Independientemente del estilo y el propósito, algunos con anhelos de caminar juntos sin iniciar una búsqueda teológica, y otros poniéndose como frontera incluso ese objetivo, distintas iniciativas de distinto origen marcan una genuina aportación argentina al diálogo entre las religiones.

Consciente de esto, la cancillería del nuevo gobierno argentino se propone proponer este modelo de diálogo al mundo. Cuenta con un embajador de lujo en Roma, con el que no podrá unirle vinculo formal por tratarse ya de un jefe de Estado de otro país, pero cuya impronta está muy presente en este modelo a exportar.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.