Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 16 junio |
Santa Julita y san Quirico
home iconDesde Roma
line break icon

En San Pedro, preparada la tumba para el próximo papa que muera

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 17/03/16

¿Hay que temer a la muerte? El papa Francisco dice que no es final

Obreros especializados terminaron, este miércoles 16 de marzo, en la cripta subterránea de la Basílica de San Pedro, lugar de sepultura de los pontífices, una tumba nueva de mármol que será la urna donde reposarán los restos mortales del próximo papa que fallezca.

Se trata de “ordinaria administración” y de una “sabia” decisión, explican desde el Vaticano, debido a que actualmente gobierna un papa de 79 años y vive un pontífice emérito de casi 89 años. Ambos con una salud estable.

El primero con algunos achaques en su caminar que no le impiden sus actividades, y el segundo, según personas que le conocen, con menos fuerzas y con bastón, pero, reactivo y presente, como lo demostró en su última entrevista a la espera de festejar su próximo cumpleaños en abril.

Después de transferir el cuerpo de san Juan Pablo II a la Basílica de San Pedro, en el piso de arriba, “hay una sola capilla libre y, por ende, era necesario anticipar los hechos”, dijo el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Federico Lombardi.

Asimismo, informó que era necesario “proveer para que en las Grutas vaticanas (necrópolis de los papas) haya lugares en el futuro para las tumbas”.

Los últimos ocho papas se encuentran en el mausoleo vaticano. Los pontífices canonizados o beatos, en cambio, son transferidos al piso principal de la Basílica.

El tema de la muerte afrontado por el Papa

En referencia a un eventual próximo cónclave, podemos recordar que el papa Francisco dijo en la entrevista a Noticiero Televisa con Valentina Alazraki que tenía la impresión de que su Pontificado sería breve, no más de cuatro o cinco años. “Tengo la sensación de que el Señor me pone para una cosa breve no más…”.

Lejos de desear la muerte, Francisco en varias ocasiones ha enfrentado el tema desde la esperanza cristiana y ha instado a vivir la vida al servicio de los demás. “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”, dijo en Cuba (20.09.2015).

En la homilía de Santa Marta del 4 de febrero 2016 había invitado a no tener miedo al fin de la vida, porque el sendero continúa.

Al recordar la primera lectura de la muerte del Rey David indicó: “En todas las vidas hay un fin”; este “es un pensamiento que no nos gusta tanto”, “se cubre siempre” pero “es la realidad de todos los días”. Pensar en “el último paso” es “una luz que ilumina la vida”, “es una realidad que debemos tener siempre ante nosotros”.


Leer también: Papa Francisco: ¿Receta para no hundirse en las dificultades? Tener esperanza


La religiosa enferma de cáncer, maestra de esperanza

El Papa contó su encuentro con una religiosa a quien considera maestra de vida y esperanza. “En una de las audiencias del miércoles entre los enfermos había una religiosa anciana, pero con una cara de paz, una mirada luminosa: ‘¿Cuántos años tiene usted, hermana?’. Y ella con una sonrisa: ’83, pero ya estoy terminando mi recorrido por esta vida, para comenzar el otro con el Señor, porque tengo un cáncer de páncreas’.

Y así, con esta paz, aquella mujer vivió con intensidad su vida consagrada. No tenía miedo de la muerte: ‘Estoy terminando mi camino de vida, para comenzar otro’. Es una paso. Estas cosas nos ayudan”, explicó.

¿Quieres vencer la muerte? Sirve a los demás

“Quien sirve y dona, parece un perdedor ante los ojos del mundo. En realidad, precisamente perdiendo la vida, la encuentra”, explicó el Papa, el pasado 3 de noviembre en la Basílica vaticana en la misa en recuerdo de los 12 cardenales y los 99 arzobispos y obispos fallecidos en 2015.

“Porque una vida que se despoja de sí, perdiéndose en el amor, imita a Cristo: vence la muerte y da la vida al mundo”, expresó.

En cambio, alejarse de Dios produce muerte, “en un sepulcro sin salida”, dijo. “Dios ha amado tanto al mundo, dice Jesús; se trata de verdad de un amor concreto, así de concreto que ha tomado sobre sí nuestra muerte. Para salvarnos”.

La angustia de la muerte  

“También ante nuestros ojos la muerte parece oscura y angustiosa. Así como la experimentamos, ha entrado en el mundo por la envidia del diablo, nos dice la Escritura (cfr Sap 2,24)”, constató Francisco.

Sin embargo, manifestó que Jesús no evadió la muerte sino que la tomó sobre sí “con todas sus contradicciones”. Ahora nosotros, le miramos a Él, creyendo en Él, somos salvados por Él: ‘Quien cree en el hijo tiene la vida eterna’” (cfr vv. 15.16)”, expresó.

Superar el luto y el dolor

El Papa exhortó a no “inquietarse por aquello que nos faltan aquí abajo, sino por el tesoro de allá arriba; no por aquello que no sirve, sino por aquello que verdaderamente sirve”.

En la homilía de la misa por los difuntos que presidió el 1 de noviembre, fiesta de Todos los Santos, en el Cementerio del Verano de Roma, para subrayar la felicidad de los que lloran por el dolor, el Papa invitó a pedir al Señor “la gracia de ser personas sencillas y humildes”.

Y además, anhelar, “la gracia de saber llorar, la gracia de ser mansos, la gracia de trabajar por la justicia y la paz, y sobre todo la gracia de dejarnos perdonar por Dios y convertirnos en instrumentos de su misericordia”.

Tags:
benedicto xviesperanzamuertepapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.