Aleteia

María ama de casa: La Virgen sencilla y cotidiana

Comparte

Las mujeres paraguayas tienen a quien encomendar sus tareas y familias

En las últimas horas cobró trascendencia en Paraguay una imagen de la Virgen María por poseer algunas características un tanto llamativas.

En uno de sus brazos lleva al Niño Jesús (hasta ahí nada distinto), pero en su otra mano sostiene un canasto lleno de alimentos de primera necesidad. Está vestida con una túnica rústica con detalles típicos de Paraguay y en sus pies hay un cántaro de agua.

La primera impresión que deja esta imagen al verla es la de una madre de familia, como tantas otras, cumpliendo con sus tareas domésticas cotidianas. Precisamente, ese es el objetivo de la nueva advocación en Paraguay, que se denomina “Nuestra Señora Ama de Casa”.

Gracias  a esta iniciativa las amas de casa ya tienen a quien encomendar sus tareas y familias.

Las amas de casa la crearon 

El pasado 5 de marzo fue instalada para su veneración en la catedral metropolitana de Asunción, Paraguay, esta imagen, que se denomina “Nuestra Señora Ama de Casa”.

El arzobispo emérito de Asunción, Eustaquio Pastor Cuquejo, expresó lo siguiente a la Agencia Informativa Católica Argentina: “Es una imagen muy hermosa, el niño la mira a su madre y ella lo sostiene en el brazo izquierdo y carga un bolsoncito con alimentos de primera necesidad”.

La iniciativa surgió a través de un grupo de mujeres pertenecientes a la Liga de Amas de Casa de Paraguay, quienes se encargaron de idear y crear la imagen con la ayuda del artista plástico Zonato.

En varias de sus reuniones estas mujeres solían encomendar sus tareas domésticas y sus familias a la Virgen María. Con el transcurso del tiempo tuvieron la necesidad de contar con esta advocación, que además fue aprobada por el Vaticano en el marco del Día Internacional de la Mujer el pasado 8 de marzo.

Esta advocación también fue aprobada por el Arzobispado de Asunción y quedó expuesta a los fieles en la entrada de la catedral hasta que el crecimiento de la devoción  y la piedad popular puedan permitir que sea trasladad a algún otro lugar.

“Esta expresión de la religiosidad popular goza de la aprobación eclesiástica desde el momento de su bendición. La misma contará en breve con una oración aprobada”, señaló el arzobispado a través de un comunicado.

El valor de la mujer paraguaya

Para los paraguayos, “las mujeres tuvieron y siguen teniendo un papel histórico en la construcción de la sociedad y la cultura” de ese país, tal cual señala un comunicado de los obispos con motivo del Día de la Mujer Paraguaya.

Todos los 24 de febrero se conmemora este día en homenaje a la primera Asamblea de Mujeres Americanas  realizada en 1867, bajo el contexto de un enfrentamiento que afectó lo que hoy se conoce como el Cono Sur y denominada Guerra de la Triple Alianza.

Hasta el propio Papa Francisco destacó el valor de la mujer paraguaya durante su visita a ese país en 2015.

“Las mujeres paraguayas tienen la memoria y la genética de aquellas que reconstruyeron la vida, la fe y la dignidad de nuestro pueblo, siendo llamadas con razón las más gloriosas de América. Pese a las situaciones difíciles que siguen viviendo muchas de ellas, son ejemplo cotidiano de lucha y fortaleza”, indicó en esa ocasión.

En ese sentido, los obispos se hicieron eco de estas palabras de Francisco en su comunicado y agregaron que “son muchas las mujeres santas, madres, educadoras, discípulas y misioneras de Jesús, promotoras de la paz, que esta tierra paraguaya vio nacer”.

Por ello, las animaron a seguir testimoniando su fe bajo el amparo de la Virgen.

Así pues, estas mujeres fuertes, valientes, sacrificadas, amas de casa ahora también tienen como modelo y protectora a María. Y esto está representado a través de una advocación que muestra a la Virgen tal cual son la mayoría de ellas durante el día a día: sencillas y cotidianas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.